«Eu xa censei as galiñas unha vez e se teño que volvelas censar, sen problema»

.

PONTEVEDRA / LA VOZ 19/04/2017 05:00 h

Servando Sartal escuchaba música ayer a dos metros de su gallinero. Desde que se jubiló, una de sus aficiones es sentarse en una especie de galpón que tiene junto a su finca y sus gallinas en Alba. A media mañana, Servando sonreía con retranca al preguntarle si oyó hablar del protocolo de la gripe aviar: «¿Outra vez a gripe aviar? A min non che me importa. Mira, eu xa censei as galiñas unha vez e se teño que volvelas censar, sen problema», indica. El hombre cuenta que todavía tiene los papeles en casa de la anterior ocasión en la que hubo que blindar las aves ante la amenaza de gripe aviar. Tiene seis gallinas ponedoras que por el día, y de momento, están al aire libre.

Votación
0 votos
Comentarios