La red que garantizará el agua a Marín está lista, pero aún no se puede usar

La burocracia retrasa un servicio que habría evitado la avería de 4 días de este mes

.

pontevedra / la voz

Las parroquias marinenses de Seixo y Mogor, y algunos puntos del municipio de Bueu vivieron cuatro jornadas de grifos secos a principios de este mes. Una avería en la tubería de agua en alta en As Corbaceiras, en Pontevedra, dejó sin suministro a ambos concellos, que tuvieron que improvisar, como bien pudieron, únicamente con el agua de sus ya exhaustos manantiales. Esta es una escena que se ha ido repitiendo un año sí y otro casi que también desde hace más de una década. Y sin embargo, en esta ocasión, la solución estaba al alcance de la mano.

Hay una nueva conexión del agua del Lérez a Marín y a Seixo. Está construida desde hace un tiempo. Ya está comprobada la fiabilidad del nuevo depósito de dos mil metros cúbicos en Pardavila, en Marín. Y hay caudal suficiente en el Lérez para atender la demanda vecinal. Entonces surge la pregunta, ¿por qué no se puso en marcha este servicio? La razón está en la lentitud de la tramitación administrativa a la hora de recibir la obra. La burocracia se interpuso entre los grifos secos de los marinenses y los buenenses y el agua que a través del Lérez acabó en el mar.

El organismo estatal Acuaes ha ejecutado en ambos márgenes de la ría de Pontevedra las redes de la nueva conducción del agua en alta, depósitos y conexiones. Se priorizó la actuación en el margen derecho de la ría, por lo que desde hace tres años Sanxenxo y Poio tienen garantizado el servicio. Marín, parte de Pontevedra y Vilaboa se incluyeron en una segunda fase, que está ya construida y es a la que los concellos afectados por las roturas de los días 4 y 6 quisieron utilizar. La alcaldesa de Marín, la popular María Ramallo, explicó que Acuaes ha acabado ya la fase de pruebas del funcionamiento de la red, pero aún le falta un informe sanitario. Faltan unos informes técnicos más y entonces se convocará una comisión de seguimiento con los tres concellos y Acuaes para dar el punto final a la planificación y poner en marcha el nuevo abastecimiento.

Todo depende de que Acuaes disponga de los vistos buenos administrativos y ni Marín ni Pontevedra se atreven a decir cuándo estará todo el proceso burocrático rematado. Mientras eso no ocurra, esperan que no se repitan las averías de principios de mes.

Ramallo explica que cuando la red de Acuaes esté en funcionamiento, Marín tendrá garantías de abastecer sin problemas tanto al casco urbano como al núcleo de Seixo. También añadió que esta medida no repercutirá en los recibos de los vecinos, ni se privatizará el servicio.

Seis concellos dependen del Lérez y la demanda se ha disparado tras dos inviernos secos

Seis concellos de la comarca encuentran en el río Lérez y en las dos grandes redes de agua en alta ejecutadas por Acuaes su principal abastecimiento en el verano. Se trata de Pontevedra, Marín, Poio, Sanxenxo, Vilaboa y Bueu. Este último concello no ha participado en la millonaria inversión que, en un porcentaje de 85% y 15 %, han desembolsado respectivamente el ente estatal y los otros cinco concellos. Sin embargo, Bueu sí que saldrá beneficiado porque cuando la red en alta de Marín se conecte con la canalización de Seixo, el suministro que le llegará a este municipio vendrá con mayor presión que la actual y estará libre de los problemas de averías como las registradas en As Corbaceiras.

En Bueu, el concejal de Servicios, Fidel Castro, admite que en los últimos dos años, que han sido muy secos, la dependencia del agua del Lérez se ha incrementado. Ahora mismo el 60 % del agua que se consume en Bueu viene del río pontevedrés. Su ejecutivo local está valorando la construcción de un nuevo depósito.

En Marín, el abastecimiento del Lérez en verano es imprescindible, ya que supone el 60 % del agua frente al 30 % que necesita del río en invierno. En los meses fríos el consumo es de 5.500 metros cúbicos al día, según los cálculos de este año, mientras que en verano se eleva a los 6.500 metros cúbicos. En Sanxenxo, el 30 % del agua viene de O Salnés y el resto de Pontevedra.

Votación
1 votos
Comentarios