POnte Caldelas achaca a un «problema temporal» la falta de socorristas

La bandera azul de la playa de A Calzada se arriará cuando no se pueda restar el servicio

.

POnte caldelas La Voz

Las dificultades que afectan la muchos de los ayuntamientos gallegos dotados de playa con bandera azul llegaron también a Ponte Caldelas, donde el PP denunció que «la mala gestión del alcalde» dejó a la playa fluvial sin servicio el pasado fin de semana.

Desde el gobienro local caldelano se atribuyó la ausencia de socorristas a un problema «xenérico e complexo», y se subrayó que se trata de una situación «temporal».

El Concello arrancó la tempo con un socorrista titulado y otros dos con la formación teórica rematada y realizando las prácticas preceptivas del curso de socorrismo de la Academia Galega de Seguridade. La bandera azul obliga adisponer de tres socorristas en el cuadro de personal y a la presencia permanente de dos.

El pasado viernes, se indicó desde el Concello, remató el período de prácticas, por lo que los nuevos titulados estarían en condiciones de poder inscribirse en el registro de socorristas acuáticos de Galicia. Uno de ellos comunicó al Concello de Ponte Caldelas que después de darse de alta en las oficinas de empleo consolidaría uno de los puestos vacantes. No obstante, el otro decidió que no le interesa el trabajo. Afortunadamente, se insistió desde el gobierno local, hay otro candidato que sí tiene  interés en realizar las funciones de socorrista en la playa fluvial, por lo que se aguarda dar la cobertura necesaria en breve plazo.

Al no disponer de personal suficiente para este fin de semana, el gobierno local decidió arriar la bandera azul. Además, comunicó la situación a la entidad que otorga los distintivos de calidad e instaló carteles informativos en la propia playa de A Calzada.

El gobierno local insistió en que se está relizando  un importante esfuerzo administrativo en un contexto en el que la consecución de especialistas titulados se está convirtiendo en un problema generalizado. El alcalde, Andrés Díaz pidió al PP responsabilidad antes de lanzar críticas injustas que sólo pueden proceder de la desinformación.

El alcalde subraya que descartó contratar el servicio a través de  asociaciones o empresas privadas que se están implantando en el sector y que reclaman tarifas que se acercan a los 200 euros diarios por socorrista y, además, exigiendo una contratación mínima de dos. Esta fórmula, añade el alcalde, habría supuesto asumir un coste irracional para un solo fin de semana.

Por tanto, mientras la situación no se solucione completamente, se arriará la bandera azul cuando no estén de servicio dos socorristas, como exigen las bases.

El Concello reitera que «estamos diante dun problema complexo». De hecho, recuerda que en la primera oferta de empleo consiguió seleccionar la dos socorristas titulados, con lo que, con la incorporación del tercero una vez rematadas las prácticas, no se habría producido el problema. Sin embargo, uno de los seleccionados tuvo un comportamiento «inadecuado», porque ni renunció, ni se presentó el primero día de trabajo, con lo que fue preciso comenzar con un titulado y dos en prácticas, desembocando en la actual situación. «Queda claro que se temos un problema temporal é por causas alleas ao Concello e ao esforzo dos funcionarios encargados de seleccionalos, porque máis non se pode facer», insistió Andrés Díaz.

Votación
0 votos