Dos administraciones y tres ANPA para cinco gestiones diferentes en la ciudad

Concello, Xunta y las ANPA de Pío XII, López Ferreiro y Lamas de Abade gestionan cinco modelos distintos de comedores escolares en Santiago. En A Sionlla, la Xunta gestiona ese servicio, y el Concello, el de madrugadores. Tiene cocina y este curso incorporó nuevo personal, tras jubilaciones que provocaron tener que recurrir a bocadillos unos días en septiembre por falta de previsión de la Consellería de Educación.

El otro colegio con cocina es el López Ferreiro, donde la ANPA gestiona el comedor y madrugadores. Contrata personal y valora ampliar la plantilla el próximo curso si aumenta la demanda.

En Lamas de Abade, por falta de instalaciones, utilizan la cocina y el comedor del vecino centro de FP Compostela, donde el alumnado de Cociña y Hostalería sirven a sus escolares.

Serunión atiende con cátering en el resto. En el Pío XII, donde gestiona la ANPA, usa una línea fría: la comida llega desde Vigo y se calienta antes de servirla. Están satisfechos, dice el presidente de la ANPA. Durante los últimos días dos padres están acudiendo cada jornada escolar a comer y conocer cómo funciona el comedor. Tiene 289 escolares fijos los cinco días lectivos de la semana; 22 de 4 días; 31 de 3 días; 17 de 2 días; y 12 de un día, con un máximo de 340 comensales.

El que paga el Concello en 9 centros (y en 10 madrugadores, al añadir A Sionlla) viene desde Bergondo, y es de línea caliente. La Fanpa, según su presidente, Fernando Lacaci, está a la espera de diálogo sobre el resultado de la encuesta que realizaron entre las familias, y piden mejorar el servicio en el nuevo pliego de condiciones para licitarlo.

Votación
0 votos
Etiquetas
Consellería de Educación Xunta de Galicia Anpas Santiago ciudad
Comentarios