entre líneas

Los 10.000


Hace tiempo que el Camino de Santiago es un éxito internacional. Uno tan consolidado que hace que cuando se viaja por Europa y América, casi en cualquier tierra que se pise, la ruta sea conocida y Compostela una meta que muchos tienen anotada en el debe de sus vidas. Ese éxito está alcanzando en los últimos años dimensiones que ni los más optimistas habrían imaginado. El último dato disponible, el de esta Semana Santa, es brutal. Fueron 10.018 los peregrinos que en esos siete días sellaron sus compostelas. El Viernes Santo, y también el sábado, las colas eran interminables en la nueva oficina de la calle Carretas. La cifra supone 4.000 más que el año pasado y 6.000 más que en el 2013 y supera también por mucho la del último Año Santo, el del 2010, cuando en Semana Santa fueron 8.256 los caminantes que llegaron a la plaza del Obradoiro. El éxito no es etéreo. No es de un camino, ni de la Iglesia, ni del Apóstol Santiago. El éxito es de todos. De la ciudad, de quienes viven y trabajan en ella y también de toda Galicia. Tenemos algo tan hermoso aquí que hasta da pudor recordar que tras la estela de los peregrinos hay hoteles llenos o bares y restaurantes a tope. Pero es así. Conviene cuidar el tesoro que la historia nos ha entregado sin convertirnos en un parque temático desnaturalizado. Trabajar en conservar las esencias y consolidar una imagen que aúne espiritualidad con deporte y turismo de calidad, voluntad de superación con disfrute de lo mejor de nuestra tierra, incluido lo bien que se come y se bebe en estos parajes. Santiago, Galicia y el Camino tienen tal fuerza, tal poder de atracción, que los récords que hemos pulverizado aún pueden superarse. Por difícil que parezca.

Votación
1 votos
Etiquetas
Santiago ciudad Camino de Santiago Semana Santa Turismo
Comentarios