La USC realizará más de 130.000 exámenes comprimidos en un mes

Trabajos de fin de grado, estudios y tareas varias pondrán a prueba a los estudiantes


santiago / la voz

Llega la hora de la verdad. Aunque oficialmente los exámenes no empezarán hasta dentro de un mes, la vuelta de las vacaciones de Semana Santa supone, para los alumnos de la Universidade de Santiago, un repentino retorno a la más cruda realidad. Por eso se adelantó el horario extraordinario de las bibliotecas, porque ya se sabe que entre preparar las pruebas, realizar los trabajos pendientes en solitario o en grupo, pulir los de fin de grado y presentar las investigaciones en marcha, el tiempo se echa encima y ya no hay, de aquí a junio, respiro posible.

Son en torno a 26.000 matriculados los que, de una manera y otra, deberán dar la cara en las próximas semanas, con una media de cinco o seis pruebas cada uno para superar el segundo semestre del curso, aunque si hay asignaturas pendientes de años anteriores, los exámenes crecen, y si se finaliza el grado, a las tareas ordinarias hay que añadir la presentación del trabajo final. Eso para futuros graduados, porque la cosa se complica para los alumnos de posgrado y para los futuros doctores. Así es que la maquinaria ya está preparada para que, en el mes y medio que queda de curso, se realicen en torno a 130.000 exámenes en las aulas de la Universidade de Santiago, todo un laberinto de papeles que ni la era digital es capaz de evitar.

Para que los alumnos puedan realizar esas tareas en un ambiente adecuado y evitar así las movilizaciones de otros años, la USC decidió adelantar el horario extraordinario de apertura de las bibliotecas, de tal manera que desde el lunes ya está disponible la Concepción Arenal de Santiago y la Intercentros de Lugo en horario de ocho y media de la mañana a tres de la madrugada, y los fines de semana, desde las 10.00 a las 3.00 horas. Esos días también se sumará la sala de lecturas de Dereito, de 10.00 a 22.00 horas. A partir de mayo, con los exámenes más cerca, se ampliarán los horarios y la Concepción Arenal, por ejemplo, permanecerá abierta las veinticuatro horas del día.

El refuerzo afecta a 1.800 plazas, las que suman las salas de lectura de Concepción Arenal, Económicas, Dereito y la de Fonseca, que son las que amplían sus horarios en épocas de exámenes. Aunque la demanda esos días suele superar con creces la oferta y el que llega tarde se tiene que volver con los libros a casa, lo cierto es que la Universidade de Santiago tiene una oferta muy superior de plazas que la de Vigo y algo mayor que la de A Coruña. En el campus de Lugo la oferta afecta solo a la Intercentros, pero en comparación con el número total de estudiantes, es superior a la de Compostela.

Al margen de los horarios extraordinarios, la USC pone a disposición de los estudiantes algo más de 4.000 plazas en las salas de lectura de las bibliotecas universitarias. La oferta va de las 900 plazas de la Concepción Arenal a las cien que ofrecen espacios más reducidos como las salas de Enfermería o Medicina. Fonseca o Historia ofrecen el encanto milenario; otras, la comodidad del siglo XXI.

5.600 

Plazas totales

En todos los campus de la USC, para 26.000 alumnos.

1.800

 

Extraordinarias

Amplían horario en cuatro bibliotecas de Santiago.

1.600

 

Intercentros

Lugo solo amplía en una biblioteca, pero es la más grande.

Votación
1 votos
Etiquetas
Santiago ciudad A Coruña ciudad USC Semana Santa Lugo ciudad Vigo ciudad
Comentarios