cuatro verdades

Las chicas


Nos enseñaron que sí. Que somos millenials. Y que no, que no tenemos ningún problema. Nos enseñaron nuestras vidas a través de sus vidas. El otro Nueva York. Un Nueva York feo, despiadado, incomprensible, inmisericorde y bello. En el fondo, siempre bello. Nos enseñaron a caminar la ciudad con mayúsculas sin llevar tacones mayúsculos.

Nos enseñaron que no, que no todo se reduce a acumular marcas en un armario. Y que sí, que todos los cuerpos tienen marcas. Que no tenemos que avergonzarnos de nuestras marcas ni de lo que marca la báscula. Nos enseñaron a ver la belleza de las imperfecciones marcadas. A reír. A llorar. A luchar. A rendirse. Nos enseñaron sus cuerpos reales en apartamentos reales con roña real. Discusiones reales. Amores reales. Enfados reales y decepciones reales. Que uno está completo sin la otra mitad. Que nunca está de menos enamorarse, pero que no hay que enamorarse de más. Y que si tienes dudas, más. Viaja más. Grita más. Escribe más. Lucha más. Huye más. Escóndete más. Miente más. Abraza más. Bebe más. Vive más.

Nos enseñaron que tenemos voz. Que tenemos derecho a alzarla. Que lo que opinemos, importa. Aunque no nos importe de qué estamos opinando. Nos enseñaron el verdadero significado de la independencia. Que somos como ellas. Como Hannah, Shoshanna, Marnie, Jessa. Que somos chicas. Y que las chicas son guerreras.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at media.lavozdegalicia.es Port 80
Etiquetas
Comentarios