Imagen:

Así tratará Facebook las noticias falsas

La red social empieza a implantar su herramienta de verificación de contenidos


redacción / la voz

Facebook desmiente que le beneficien las noticias falsas que alimentan los clics. Es más, su artífice confiesa que su red social es una víctima más de los bulos sin contrastar que circulan entre los usuarios. Mark Zuckerberg se ha propuesto pasar este año por todos los estados de EE.UU. para reunirse con la gente y conocer cuáles son sus intereses. El pasado lunes, el creador de Facebook ofreció una charla para los estudiantes de la Universidad A&T State de Carolina del Norte y una de las primeras preguntas a las que tuvo que responder fue la que hacía referencia a las noticias falsas, una cuestión que, según reconoció, no era fácil. «La desinformación es un gran asunto», admitió.

Zuckerberg respiró y centró sus esfuerzos en desmentir la teoría según la cual a Facebook le benefician las noticias falsas por lo que implican de más tráfico de usuarios y avalancha de clics. «Eso es absurdo», señaló Zuckerberg a los estudiantes. «Nosotros también somos víctimas y no las queremos en nuestro servicio», dijo.

«Se les ocurre algo loco, como, por ejemplo, que Johnny Depp ha muerto de un infarto al corazón, para que la gente haga clic. Lo hacen y eso los lleva a una web con publicidad, para que esa gente gane dinero con los anuncios», explicó el creador, que reconoció que si el público se siente decepcionado con los contenidos es el propio Facebook el que pierde credibilidad.

«Estamos en contra de las noticias falsas y de la desinformación. Estamos alineados con la comunidad para que ese contenido no se difunda», afirmó Zuckerberg, quien señaló, no obstante, que no existe una línea clara que delimite contenidos. «Lo que alguna gente denomina noticias falsas son solo opiniones con las que alguien no está de acuerdo -reflexionó Zuckerberg-. Tenemos que tener cuidado con no prohibir contenidos solo porque hieren los sentimientos de alguien o porque alguien no está de acuerdo»

Aunque las noticias falsas han sido desde hace tiempo uno de los caballos de batalla de las redes sociales, la difusión el pasado otoño de noticias inventadas durante la campaña electoral de Estados Unidos fue señalada como una de las causas que beneficiaron al actual presidente, Donald Trump, para su triunfo. Poco después, Facebook anunció que reforzará su intención de ejercer de cortafuegos de noticias poco fiables y que añadiría una señal a las informaciones cuya veracidad esté en entredicho para advertir a los usuarios que puedan leer o compartir informaciones falsas y frenar de ese modo la difusión de bulos.

Desde hace unos días la red social mantiene activa para un grupo de usuarios la posibilidad de incluir una bandera o una etiqueta roja con un signo de exclamación junto a las noticias de veracidad dudosa. Cuando varios usuarios las señalen con ese símbolo, estas son enviadas a supervisores externos de verificación de datos con los que Facebook ha llegado a acuerdos, como ABC News, Associated Press, FactCheck.org, Politifact and Snopes.

Las noticias o páginas que no pasen el fact check (comprobación de datos) se podrán ver, pero serán marcadas públicamente como «cuestionada por comprobadores externos». Si pinchan en ese vínculo, los internautas podrán saber por qué su veracidad está en cuestión. Además, estas historias se relegarán a puestos secundarios en el newsfeed (listado de noticias). También se trabaja en diferenciar las noticias que son compartidas por los usuarios después de leer solo el titular y aquellas que son compartidas después de leer el texto completo, ya que esto último puede ser un indicativo de que el relato es coherente.

 

Votación
4 votos
Etiquetas
Mark Zuckerberg Internet Facebook Redes Sociales Donald Trump EE.UU.
Comentarios