La nave de Mos construida con licencia de hace ocho años sobrepasa la altura

El gobierno expedienta a Redphone pero espera legalizar la obra con el nuevo PXOM

.

mos / la voz

El Concello de Mos ha abierto un expediente de restauración de la legalidad urbanística a la empresa Redphone por construir una nave con exceso de altura, incumplir retranqueos y cometer un exceso de ocupación en el número 60 de la Avenida de Peinador. Las instalaciones ya fueron denunciadas hace año y medio por el grupo de la oposición Gañamos Asamblea Veciñal por realizarse con una licencia caducada del 2009 y sin ningún cartel informativo. El Ayuntamiento abrió entonces un expediente de declaración de caducidad de la licencia pero no ordenó la paralización cautelar de los trabajos. Una vez concluidos, se comprueba que «a actuación descrita supón unha vulneración da legalidad urbanística», según expresa el arquitecto municipal en un informe reciente.

La concejala de Urbanismo, Julia Loureiro, manifestó que es posible que esta nave pueda ser legalizada una vez que entre en vigor el Plan Xeral, que está pendiente de su publicación en el Boletín Oficial de Pontevedra. Serán los técnicos municipales quienes determinen si el inmueble se adapta al nuevo planeamiento.

La apertura del expediente se basa en los resultados de un estudio topográfico realizado por una empresa externa, dado que según reconoce el informe, el departamento de Urbanismo, que cuenta con un presupuesto de 400.000 euros y es el mejor dotado de la administración local, «non conta con medios materiais e humanos para a realización de dito levantamento».

Siendo diez metros la altura máxima permitida por el planeamiento vigente, las mediciones realizadas observan aumentos injustificados de entre 0,85 y 2,40 metros. El informe topográfico también desvela que la edificación no cumple el retranqueo al eje de la carretera de Puxeiros a Peinador, estipulado en 17,50 metros. La ocupación resultante de la edificación es de un 59 % de la parcela, superior a lo que marca la normativa, que es de un 50 %.

En vista de los informes, el gobierno municipal ha acordado incoar a la empresa Redphone Galicia un expediente de restauración de la legalidad urbanística y requiere a los servicios técnicos municipales para que procedan a la emisión de los informes oportunos. El gobierno municipal se da un año de plazo para resolver y notificar este procedimiento, tiempo en el que ya estará publicado el nuevo PXOM y la nave habrá podido ser legalizada. El Concello abrió el año pasado un expediente de caducidad de la licencia a Redphone basándose en un informe del técnico de administración general, que señalaba que la compañía disponía de un plazo de seis meses para comenzar las obras y de 30 para haberlas terminado. La responsable municipal de Urbanismo manifestó ayer que dicho expediente no se ha resuelto y que, por lo tanto, la licencia «no está caducada».

El representante de la mercantil Redphone Galicia, Manuel Ferreira González, justificó el retraso, entre otras razones, por unos estudios geotérmicos que tuvo que hacer previamente, así como una red de media tensión que hubo que soterrar.

Votación
3 votos
Comentarios