O Rosal disfruta de su vino

El calor no evitó la asistencia de miles de personas a la feria

.

o rosal / la voz

El calor no evitó que miles de personas acudieran a O Rosal a disfrutar de la Feira do Viño. Con unas temperaturas que rondaban los 35 grados al mediodía, apenas quedaban sitios donde poder sentarse. «Por la tarde la mayoría de la gente se fue a la playa, pero a partir de las 9 de la noche, se volvió a llenar. El sábado suele ser el día de más afluencia», asegura el alcalde de O Rosal, Jesús María Fernández. Hasta cerca de las 2.00 horas, los asistentes disfrutaron de la fiesta pues la carpa estuvo abierta hasta altas horas de la madrugada.

Al igual que el viernes, después del mediodía, la mayoría de asistentes se fueron a la playa, pero tras el atardecer O Rosal se volvió a llenar de fieles a su vino. El presidente del PP provincial, Alfonso Rueda, no falló a la cita, a la que también asistió la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor.

El hecho de que este año se fletasen autobuses desde Baiona y Tui para llegar a O Rosal favoreció todavía más la enorme afluencia. El alcalde espera rondar los 30.000 asistentes, como el año pasado. Esta edición es además especial, porque la Feira do Viño cumple sus bodas de plata. En el interior de la enorme carpa habilitada, los visitantes se encontraron con 16 estands de las bodegas participantes, que este año son Pedregales, Terras Gauda, Valmiñor, Lagar de Cervera, Gran Novás, Altos de Torona, Gaudilla, Santiago Ruiz y Quinta de Couselo.

La música compartió protagonismo con el vino, omnipresente en todos los rincones.

Votación
0 votos
Comentarios