Las salas viguesas ganan público con cine clásico y versión original

La pantalla de Salesianos se suma a la apuesta iniciada por Multicines Norte

.

vigo / la voz

Que el cine pierde espectadores, moribundo, ante la competencia feroz de los sistemas audiovisuales que permiten ver películas en casa con toda clase de comodidades ya no está tan claro. El público está regresando poco a poco a las salas gracias a iniciativas que ofrecen algo más. Al menos, en Vigo, que no es un caso único (también ocurre en Compostela con los cines Numax), pero sí pionero en gran medida. No hay más que ver las estrategias que en los últimos tiempos han funcionado a las empresas de exhibición viguesas, independientes y libres para poder diseñar la programación a su antojo, para darse cuenta de que algo está pasando.

Este fin de semana se proyectó en el Cine Salesianos La quimera del oro, un clásico de la historia del cine, estrenada en 1925 y reestrenada en 1942 en versión sonora, que fue la que se pudo ver, en dos sesiones, la tarde del sábado. Gregorio Rosende, encargado de esta sala viguesa que ha albergado además cientos de festivales escolares, actuaciones míticas como el primero de Siniestro Total, teatro o conciertos, funciona con regularidad programando películas que han pasado recientemente por los cines de estreno. Pero ahora tiene una apuesta a mayores. «Decimos traer cine clásico como experimento. A ver cómo responde la gente. No es nada estable, pero si funciona, seguiremos adelante y podríamos, por ejemplo, traer cine clásico una vez al mes en un día fijo», razona el profesional, que aclara que el de Salesianos es «el único cine comercial de España que explota una congregación religiosa». El gerente indica que se animaron con el clásico «porque nos lo reclamaban muchos espectadores, pero no te puedes fiar porque la gente pide y luego no apoya», razona. Ahora toca valorar si continúan.

Pablo Vázquez, propietario de los Multicines Norte, ha sido el iniciador de una tendencia que no para de afianzarse. Hace un lustro las salas de Vía Norte parecían abocadas a la ruina. Acosadas por la oferta de las salas ubicadas en los centros comerciales equipadas con tecnología puntera y rodeadas de opciones de ocio, le caían espectadores a a cuentagotas. Tras un importante esfuerzo inversor digitalizando primero tres de las salas y unos meses más tarde las otras dos, la selección de los filmes ha fidelizado a un tipo de público con el que el cine comercial no tiene nada que hacer a pesar del dolby surround, el 3D o las butacas que se mueven.

En los Norte se proyecta cine independiente, películas de autor de un variado espectro de países. También proyectan cine clásico. «Es una apuesta nuestra, vemos que funciona muy bien y seguimos por ahí». Pos su pantallas ya ha pasado cine español e internacional desde los años 50 a los 80: Tiempos modernos, Los gonnies, Fedora, La naranja mecánica, Harry el sucio, Cinema Paradiso y muchas más, además de estrenos con la presencia de los directores y actores que se quedan al coloquio posterior.

Las medidas tomadas por la empresa viguesa en estos años han dado sus frutos y hoy es impresionante ver las colas que siempre hay en las galerías de aquellos cines que parecían desahuciados.

El cine mira al pasado para seguir teniendo futuro.

Temporadas de ópera y ballet en directo y teatro desde el West End de Londres

En los Multicines Norte siguen pariendo ideas para que el cine siga vivo. Pablo Vázquez tiene claro que el regreso a las salas tiene que ver con las necesidades humanas. «La gente vuelve a buscar también la relación social. En casa se ven las pelis muy bien, pero el aislamiento, al final, aburre», razona. El responsable de los cines locales avanza que muy pronto incorporarán también a su programación temporadas de ópera en directo desde grandes templos de la lírica.

Esa apuesta también forma parte de la estrategia de las grandes cadenas comerciales. Yelmo Cines es la empresa que lo hace con mayor regularidad tras vender el año pasado más de 33.000 entradas para la ópera. En sus salas del Centro Comercial Travesía hace ya al menos tres años que ofrecen las temporadas completas, en directo, vía satélite, desde el Metropolitan de Nueva York. La semana pasada, sin ir más lejos, el público de Vigo pudo asistir a La Traviata y el próximo 25 de marzo está programada la puesta en escena de otra gran producción: Idomeneo. Al público se le ofrece la posibilidad de abonarse a temporadas enteras para conseguir descuentos, ya que el precio de estos eventos es superior al de una entrada de cine.

También se proyecta teatro en directo desde los principales escenarios del West End londinense. La próxima obra prevista es Tierra de nadie (No man’s land), con Ian McKellen y Patrick Stewart, el 6 de abril a las 20.00 horas. También experimentaron con los conciertos, partidos de fútbol o circo vía satélite en alta definición.

Votación
5 votos
Comentarios