El segundo juzgado que ensaya eliminar el papel aún imprime 12.500 folios al mes

Los funcionarios de instrucción número 4 sacan copias de sus expedientes electrónicos para notificárselos a la Fiscalía y a otras salas

$tituloImg.$pieImg

vigo / la voz 21/03/2017 05:00 h

El juzgado de instrucción número 4 de Vigo es el segundo tribunal de la ciudad que participa en la experiencia piloto para implantar el papel cero en la Justicia, pero todavía consume 12.500 folios al mes. Gasta la mitad que la media de un tribunal vigués pero aún así los funcionarios deben imprimir los expedientes electrónicos que los abogados y procuradores les envían escaneados y en formato PDF por Internet para luego notificárselo con una copia en papel a la Fiscalía o a otros tribunales.

Por el momento, solo la sala de primera instancia número 11 de Vigo ha conseguido eliminar el 100 % del papel. Es la única de Galicia que ha certificado que no consume folios, salvo una hoja que grapa en la carpeta de cada expediente para identificar el número del procedimiento, las partes litigantes y los códigos de acceso en el visor electrónico del programa informático LexNet, donde está almacenada toda la documentación del caso.

Los funcionarios de primera instancia explican que el truco está en disponer de una segunda pantalla que funciona a modo de atril y de la que con el mismo movimiento de ratón cortan y pegan datos del expediente que envía el abogado y los trasvasan a su documento de trabajo con un simple clic. Ya no necesitan imprimir nada para consultar la información como hace el resto de los juzgados. Por su parte, el juez rubrica sus sentencias y autos con una firma digital.

Entonces, ¿por qué un juzgado de Vigo ha sido capaz de erradicar el papel y el otro no? La Voz visitó ambos tribunales y los empleados públicos disponen del doble visor desde hace casi tres meses. La razón de que uno haya eliminado las hojas y el otro no es que se trata de jurisdicciones diferentes. En lo civil, casi nunca interviene la Fiscalía. En cambio, los juzgados de instrucción investigan homicidios, robos, estafas, corrupción, narcotráfico, trata de mujeres, inmigración ilegal, peleas de discoteca, amenazas entre vecinos y otros delitos. El juez de instrucción y el Ministerio Público trabajan a la par e intercambian documentos continuamente sobre dichos casos. Para notificarle al fiscal un expediente, hay que hacerlo en papel porque sigue sin haber conexión entre los programas informáticos de los juzgados y los de la acusación pública.

El magistrado Juan Carlos Carballal, titular de instrucción número 4 de Vigo, ha trabajado en un proyecto piloto para intercomunicar su tribunal y la Fiscalía. «Tenemos implantada la firma digital plena. Y los abogados y procuradores presentan sus escritos por LexNet. No hemos podido eliminar aún el papel por varios motivos: estamos en fase de que los atestados nos vengan de forma digital; estamos en fase de notificar por LexNet a Fiscalía; y estamos en fase de comunicar de forma digital con Imelga», dice.

El magistrado añade que «una vez que los atestados lleguen de manera digital y que la comunicación con Fiscalía y el Imelga sea por LexNet podremos ir eliminando el papel. No va a ser totalmente posible porque las declaraciones de investigados y testigos tienen que ser firmadas en el original, ya que no hay previsto una PDA (como la que tienen en los grandes almacenes o en la banca para firmar con la tarjeta) para el juzgado».

Carballal confía en que en un par de meses «podremos ir eliminando casi todo el papel de los asuntos que entren nuevos a partir de ese momento». Admite que es más complicado en un juzgado de instrucción porque «hay más organismos implicados y hay que coordinar a todos».

Votación
0 votos
Comentarios