«Soy mucho más que la chica del 'Claro que sí, guapi'»

Se llama Coral González, tiene 21 años y muchas ganas de seguir dando de qué hablar con su desparpajo natural, con el que ya ha conseguido convertirse en todo un fenómeno gracias a una pegadiza frase. Y no, no hace rebajitas porque no compra ni vende en Chicfy.

.

04/03/2017 14:32 h

Cierra los ojos. Y escucha. Yo compro ropa/luego la vendo/así consigo este rollo que yo tengo/chic para mí, chic para mí/Hazme una rebajita/Claro que sí, guapi. La chica rubia que se mueve como la seda a ritmo de twerking (aunque nunca ha ido a clases) es Coral González, una joven de 21 años nacida en Marbella y criada en Valladolid, que lleva desde pequeña haciéndose un hueco en el mundo de la danza, aunque la hayamos conocido gracias a una frase viral que le ha cambiado la vida: «Claro que sí, guapi».

-¿Cuántas veces te lo han dicho?

- Se podría decir que infinidad de veces, ya se ha hecho como un estilo de vida.

 -Se puede decir que en tu vida hay un antes y después de este anuncio.

-Si soy sincera, sí.

 -Si tuvieras que hacer balance, ¿te ha traído más cosas buenas que malas o viceversa?

-El anuncio ha dado mucho de sí, y a mí me ha dado fama, pero ahora hay que saber gestionarla. Me ha venido bien, pero para mí es un trabajo más, como otro cualquiera, no es el primer anuncio que hago, así que estoy acostumbrada.

 -La repercusión del «Claro que sí, guapi» ha sido increíble. No hay quien no haya caído en la tentación de tararearlo. ¿Os lo esperabais?

-Claro que no. (Le falta el guapi). No nos lo esperábamos nadie, ni la marca ni yo.

 -¿Cómo se lleva esto de convertirse en un fenómeno viral de un día para otro?

-Para mí no es complicado, lo veo como algo normal, ya que estoy acostumbrada a trabajar desde pequeña en televisión, así que no estoy sorprendida por lo que está pasando. Es mi trabajo, hago lo que me gusta, lo asumo como algo de mi día a día.

 -Confiesa, ¿tienes un perfil en Chicfy?

-Siendo sincera, no. No soy usuaria. Sé cómo funciona la aplicación, pero hasta ahora no he tenido la necesidad de usarla.

 -¿Cuántas horas hacen falta para mover las caderas como tú?

-No sabría decirte.

 -Desde pequeñita has hecho danza. Creo que con 11 años ya ibas a clase de ballet. Tirabas más hacia lo clásico, ¿cómo fue ese giro al twerking?

-Sí, estudié danza clásica desde los 11 hasta los 18 años en el conservatorio, y desde ahí he tomado clases de todo tipo de baile como funky, hip hop, aéreos, mano a mano, pero nunca he ido a clase para bailar twerking. Sé como es esta modalidad, pero en el anuncio yo lo realizo con gracia, no con técnica, de ahí lo bueno del anuncio.

 -Luego te mudas a Madrid para continuar con tu carrera de danza. ¿Has sacrificado mucho por el baile?

-Sí, mucho. Desde los 18 años vivo sola, así que apenas estoy con mi familia, casi todo se basa en la línea telefónica y eso es duro, pero a la vez compensa porque estoy haciendo lo que me gusta y viviendo de ello.

 -Con 18 añitos y sola en Madrid. Gracias a que tu madre te dijo que fueras a por tu sueño y te puso la maleta en la puerta.

- Sí, siempre he contado con el apoyo de toda mi familia, y eso es de agradecer, que compartan contigo tu pasión y me dejen perseguir lo que de verdad me hace feliz.

 -«La Voz», videoclips con Miguel Bosé, con Sweet California, anuncios de Hipercor, Cola-Cao, del ron Malibú... ¿No te ha ido mal?

- La verdad es que no me puedo quejar, cuando estaba estudiando danza clásica ya quería trabajar, y me las arreglaba para buscarme trabajos en videoclips, anuncios, etc.. Siempre he sido un culo inquieto.

 -¿Te veremos en más anuncios?

-Me encanta la publicidad, así que no descarto nada, ahora estoy mucho más ligada al mundo de la interpretación y quiero seguir enfocando mi carrera de manera profesional hacia proyectos buenos con calidad, ya sean series, anuncios, en el teatro, etcétera.. Cualquier cosa es bienvenida excepto la telebasura. Es algo que tengo muy claro y que por desgracia siempre tengo que aclarar. Pero para mí es algo fácil de decidir, a la hora de lo que quiero hacer con mi futuro, llevo desde pequeña trabajando muy duro.

 -¿Cómo es Coral?

-Una chica alegre y graciosa con muchas ganas de seguir dando de qué hablar con mi desparpajo natural. Hay mucho más aparte del «Claro que sí, guapi».

 -¿De quién has sacado esos ojos?

-Son de mi padre. Toda la familia la familia de mi padre tiene los ojos claros, y como tengo raíces andaluzas y alemanas me imagino que viene de ahí. Es una de las cosas que me ha dejado mi padre que en paz descanse.

Este es el anuncio que le ha hecho famosa.

Votación
26 votos
Comentarios