Imagen:

¿Quiere Sara dejar a Iker?

QUE NO SALTEN LAS ALARMAS Porque a juzgar por la celebración de su séptimo aniversario, en el que se fueron de cena romántica, no parece que se avecine ninguna ruptura. Eso sí, su look tiene una clara intención: que no le guste a su marido.


Ampliar imagen

Es muy difícil que Sara repela a los hombres, pero esta vez ha puesto todo su empeño en intentarlo. No, no le pasa nada con Iker. Pero la semana pasada se plantó en el desfile de Burberry con una sola intención: que su ropa no le guste ni a él ni a ningún hombre. Solo así se puede coincidir en el mismo look con la bloguera Leandra Medine, conocida como Man Repeller por su don para crear estilismos que provocan precisamente eso, repulsión en el género masculino.

Una idea que le vino tras una dolorosa ruptura y que acabó resolviéndole la vida. El caso es que así se encontraron las dos, calcadas de los pies a la cabeza, en un front row que dejó la imagen para la posteridad. No solo por la coincidencia, que también, sino por lo extraño de ver a Sara con una propuesta tan arriesgada. No es habitual encontrarla a ella, una auténtica experta en los outfits más neutros, con semejante sobredosis de estampados. Hasta el bolso llevó repleto de print animal de colores en contraste con una enorme cadena azul pastel. Pantalones de rayas, camisa de flores y batín estampado fueron las tres piezas elegidas por las dos. Una taza en la mano y bien podrían estar recién levantadas y con prendas desemparejadas. Aún así, hay una clara ganadora. Al menos para Mar Gago, diseñadora, estilista y cool hunter.

 

UNA LO LLEVA MEJOR

«Lo lleva mejor Sara, por la tonalidad», analiza la experta, que dice que los colores del modelito le van mejor a la periodista porque «es cálida de otoño [piel morena y ojos verdes], mientras que Leandra es cálida, pero de primavera [con la piel más clara] y no le van bien esos tonos tan vibrantes. Lo único que le salva un poco es el foulard con el que sale en la foto». Ahora bien, ¿de dónde sale este estilo repele hombres? «Cada vez las prendas son más desestructuradas y tendemos a simplificar, incluso en el calzado, porque llevamos menos tacones que antes. Si te fijas en Burberry, presentan looks desestructurados en los que no se ve tanto el cuerpo», asegura Gago, que opina que el motivo por el que a los hombres no les gusta esta ropa es «que ya no es tan obvia y se aleja de la típica imagen de mujer con vestido ceñido y tacones». Pero antes que el concepto Man Repeller ya existía otro. «La moda no es una excepción como puente entre sexos. De hecho, el que las mujeres se vistan como otras mujeres y no para los hombres, es muy anterior al término ‘repele hombres’», señala la estilista, que considera que las que entran en él «son las mujeres inteligentes, que no buscan la aprobación del otro sexo. Saben muy bien quiénes son y se visten, más allá de para otras personas, para sí mismas exclusivamente para experimentar y autoafirmar su esencia».

Lo que tienen estas mujeres que repelen a los hombres es, en definitiva, que se alejan del estereotipo fetiche que todavía buscan. «Estas mujeres no hipotecan comodidad, pichis, bombachos, zapato plano y caras lavadas por conseguir una mirada desconocida. Son, sin pretenderlo, iconos de un estilo que nos sigue liberando», dice la experta, que confiesa que cada vez aconseja más esta holgura a muchas de sus clientas a la hora de vestirlas. Donde se ponga un jean boyfriend que se quite un slim fit... ¿O no?

 

RÁNKING DE MODAS REPELE HOMBRES

1. Mezcla de estampados: El exceso de estampados es uno de los básicos de Man Repeller. Los hombres suelen preferir prendas más clásicas y huyen de tanto color.

2. Prendas superpuestas: Este es uno de esos looks que ellos no digieren bien. O falda, o pantalón. Pero uno sobre otro no les estimula, quizás porque ven demasiada tela innecesaria.

3. Zapatos planos: Los que menos les agradan a los hombres son, sin duda, los castellanos. Y de las últimas tendencias, las chanclas peludas. ¿Demasiado masculino el primero e innovador el segundo?

4. Estilo masculino: Al hilo de los castellanos, las prendas con líneas amplias y demasiado masculinas no arrancarán un piropo de ese género. ¿Se sentirán amenazados?

5. Prendas oversize: Y si lo recto no les llama la atención, lo extragrande ya ni digamos. «No les gustan demasiado las prendas que esconden tanto el cuerpo», dice la estilista Mar Gago.

6. Mangas extralargas: Si ya tienes unas, habrás escuchado eso de: «Vas a meterlas en la sopa». Muchos tienen un poco atrofiado el sentido de lo in.

7. Pelo de colores: Rubia, morena o pelirroja. Para ellos, no hay más. «Los estudios dicen que prefieren a las rubias para procrear», dice Gago.

8. Demasiado maquillaje: Aunque les gusta lo ceñido y los tacones, una cara demasiado maquillada les echa para atrás. Ahí quieren naturalidad.

 

Votación
19 votos
Etiquetas
Comentarios