El pleno de Viveiro critica la limpieza y la recogida de residuos

Todos los grupos políticos se quejan por el servicio de la concesionaria, que subió el precio un 28 % en 17 años


VIVEIRO/ LA VOZ

Quince concejales de Viveiro (faltaron uno del PP y otro del PSOE) asistieron anteanoche a un pleno con críticas unánimes a la recogida de residuos sólidos urbanos y a la limpieza de vías públicas. Con matices, las protestas las expresaron el teniente de alcalde socialista Fernández Cal, el delegado de Facenda Jesús Fernández, el portavoz popular Antonio Bouza, el líder de los no adscritos Bernardo Fraga y Marcos Besada, de Son Viveiro.

Concretaron que Cespa, la concesionaria de la limpieza viaria y de la recogida de basuras, «incumpre» el contrato firmado con el Concello porque «o lavado de contenedores é deficitario, non cubre as baixas de persoal, a barredora ten que ir por máis sitios, Covas e Celeiro, e hai que facer máis limpeza por máis calles».

Acabará contrato en noviembre

La protesta unánime surgió en el pleno porque, a petición de Cespa, el gobierno socialista propuso actualizar el coste de la recogida de residuos y de la limpieza, así como el del punto limpio. El primero subirá de 693.856 euros anuales a 706.234, un 1,6 %; y el segundo, con un incremento del 3 %, pasará de 87.043 euros a 89.654. Solo el PSOE está conforme, porque lo dice el contrato; el PP se abstiene y los no adscritos y Son Viveiro se oponen porque, razonaron Fraga y Besada, si la empresa «incumpre, o Concello non debe cumprir, senón rescindir o contrato e estudar a municipalización do servizo».

En noviembre vencerá el contrato entre Viveiro y Cespa, prorrogado hace dos años. El popular Bouza desveló que, entre el 2000 y ahora, la recogida de basura y la limpieza se han encarecido unos 200.000 euros, pasó de 507.000 euros anuales a 706.000, con lo que subió un 28 %.

Votación
1 votos
Comentarios

El pleno de Viveiro critica la limpieza y la recogida de residuos