La tentación de comer berberechos pudo más que el frío

Numeroso público acudió este sábado a degustar cientos de kilos de chícaros; el domingo, última jornada, el evento sigue en los bares al mediodía

;
Foz disfruta de su fiesta del Chícaro La cita ha lelgado ya a su edición número 26 Foz disfruta de su fiesta del Chícaro

foz / la voz

Que el chícaro (berberecho), en sus diferentes elaboraciones culinarias, es uno de los platos predilectos de los focenses se explica porque hace tiempo bastaba con arañar la arena de la ría para obtenerlos a puñados. Esa abundancia pasó a la historia hace cuarenta años, cuando la ría apareció cubierta por millones de cáscaras de chícaros, pasando a ser cada año más escasos. Los intentos de repoblar, de recuperar la fecundidad de antaño, han tenido poco éxito. Pero el chícaro sigue formando parte de la memoria colectiva de Foz y de los focenses, de ahí el éxito que la fiesta que se celebra de este fin de semana, que este año alcanza su décimo sexta edición, sea un éxito. Poco importa el frío o la lluvia, el berberecho siempre apetece en Foz.

Así, este sábado a partir del mediodía, ignorando el tiempo desapacible, poco a poco se fue acercando gente a la carpa instalada en el muelle, donde alumnos de Hostalería del IES de Foz cocinaron centenares de kilos (se dispusieron unos 1.200 kilos para servir durante el evento), elaborados de tres formas, al estilo provenzal, al vapor o con fabas de Lourenzá. También se sirvió empanada, preparada por Anduriña. Las raciones costaron 5 euros y comenzaron a servirse ya poco después del pregón, que leyó a las 12.00 horas Eduardo Ladra Cociña, exsecretario de la Confradía de Pescadores de Foz. No faltó la música, por la mañana a cargo de Mar Aberto, y de noche con NBA.

El berberecho fue tema de conversación para centenares de personas que se reunieron frente a una mesa en Foz. Este domingo queda la última oportunidad, al mediodía, en los locales de hostelería.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La tentación de comer berberechos pudo más que el frío