Lourenzá media en la crisis de Muebles Hermida, que debe salarios a la plantilla


lourenzá / la voz

De momento la crisis de Alcoa en San Cibrao no ha repercutido en el empleo ni en los salarios de los mil trabajadores directos de la fábrica. Según sindicatos como CIG y UGT, es mucho más grave la situación de los alrededor de cien empleados de Muebles Hermida en Lourenzá. Si no cambió estos días, la empresa les adeuda los sueldos de tres meses, «que en breve serán catro», según CIG, que preside el comité.

Trascendieron públicamente las últimas, pero la plantilla de Hermida ya se ha concentrado en tres ocasiones reclamando soluciones. Tan acuciante es el problema que el Concello de Lourenzá ha decidido mediar. Este lunes a las 20.30 los concejales tratarán en un pleno «a grave situación que está atravesando» la empresa, explicó la alcaldesa Rocío López.

«Dobremente frustrante»

Los tres partidos políticos con representación en el Concello expresan su «apoio a todos os traballadores e ao comité de empresa na súas reivindicacións, se ben non podemos deixar de lado que se trata dun problema no que debemos ir conxuntamente todos para intentar chegar á mellor situación, tanto para a empresa como para os traballadores». Rocío López se sumó a la concentración del pasado miércoles y al día siguiente se reunió con la empresa.

Según CIG, «a situación é dobremente frustrante porque hai carga de traballo, mesmo contratan xente por empresas de traballo temporal e nos amosan a necesidade de facer horas extras. Pero a mala xestión fai que non se atendan debidamente eses pedidos ou que os erros na produción aumenten considerablemente os custes da mesma». UGT también alude «a mala gestión, errores en la producción y retrasos en el pago de nóminas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Lourenzá media en la crisis de Muebles Hermida, que debe salarios a la plantilla