«É inexplicable todo o que pasou»

Algunas fuentes aseguran que el ocupante del vehículo que cayó por un acantilado en O Vicedo salió por su propio pie


O VICEDO / LA VOZ

Son muchas las preguntas y más las hipótesis que planean sobre el misterioso caso de la furgoneta que cayó por un acantilado en O Vicedo, en las inmediaciones de la carretera LU-862. A falta de que vaya trascendiendo toda la información oficial, fueron muchos curiosos los que en las últimas horas se acercaron al mirador de San Román para comprobar in situ el lugar exacto en el que se produjo el suceso. El sábado por la tarde, tras un exhaustivo rastreo por tierra, mar y aire, y después de que se desplegase un amplio operativo de medios de emergencias, solo se avanzó que no se había encontrado a ningún ocupante del vehículo, ni en su interior ni en las inmediaciones. El 112 mantuvo este domingo el operativo abierto y confirmó que así continuaría mientras continuara a investigación policial.

Los únicos datos que han trascendido es que la furgoneta, que sufrió importantes daños materiales y que quedó sobre las rocas, junto al mar, había sido alquilada. Tampoco se descarta que el vehículo, de cuya presencia alertaron quienes preparaban la zona para una caminata de O Fuciño do Porco a Caolín, llevara en el lugar varios días. Algunas fuentes aseguran incluso que la valla protectora llevaba rota desde mediados de semana.

El alcalde vicedense, Jesús Novo, se mostró cauto a la hora de hacer valoraciones, asegurando que era una investigación que le correspondía a las fuerzas del orden. No obstante, sí confirmó que, por las informaciones que manejaba, no había que lamentar daños personales. Fuentes relacionadas con el caso confirmaron a este diario que la persona que viajaba en el vehículo siniestrado había podido salir por su propio pie, si bien no concretaron cómo abandonó el lugar. Este extremo no ha podido ser confirmado por ahora por la Guardia Civil, que lleva el caso.

«O accidente tivo que rexistrarse co vehículo circulando, non parado, xa que senón sería imposible que arrancara a parte da valla que tirou. Ademais non hai sinais de frenada na carretera nen nada», manifestaban ayer varias fuentes.

En los últimos días

Efectivos de Protección Civil de O Vicedo, que también participaron en el operativo de búsqueda, tampoco manejaban este domingo nuevas informaciones.

Ante las suposiciones de que quien viajaba en el vehículo pudiera salir por su propio pie de la zona, salvar el acantilado y acceder a la carretera, manifestaban: «Se subiu a pé todo o acantilado, tívolle que costar un mundo». Aseguran que, a parte de ser una zona muy escarpada, está llena de maleza y la altura del acantilado ronda los 200 metros.

 

En el lugar se comentaba que en los últimos días se vieron por la zona varias furgonetas de alquiler que podrían estar trasladando muebles u otro material a viviendas de la zona, pero este extremo no pudo ser confirmado.

«É inexplicable todo o que pasou», afirmaban unos vecinos que este domingo visitaron por primera vez el lugar tras el suceso. Otra de las incógnitas será qué futuro le deparará a la furgoneta. Varias fuentes consultadas reconocen las dificultades para retirar del lugar el vehículo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«É inexplicable todo o que pasou»