Suponen que las cajas de consoladores estaban en el furgón que cayó por el acantilado en O Vicedo

El conductor fue localizado en una pensión de la localidad, pero ahora está desaparecido


o vicedo / la voz

La Guardia Civil está tras la pista del conductor de la furgoneta que cayó por un acantilado de 200 metros en la costa de O Vicedo. En un principio le localizó en una pensión de O Vicedo, donde se hospedaba. El pasado Jueves Santo dio a lavar una ropa sucia a la propietaria de la pensión. Al día siguiente desapareció; desde entonces nada se sabe de él ni de su paradero.

Esta pista hace suponer a los investigadores que el accidente ocurrió el Jueves Santo «o incluso antes», pero muy probablemente ese día, aunque la furgoneta fuera descubierta entre las rocas del cantil el sábado.

;
Una furgoneta cae por un acantilado en O Vicedo El suceso ocurrió en la zona del mirador de San Román, y fue detectada al estar rota la barandilla de protección. Después se ha movilizado un gran operativo de medio de emergencias.
 

Cuantas más pistas se van obteniendo a cuentagotas, parece que más crece el misterio.

Datos contrastados: es un vecino de Reus, que alquiló la furgoneta en el aeropuerto de Barcelona. Que el furgón fue descubierto entre las rocas de un acantilado de O Vicedo, en San Román, medio destartalado, el Sábado Santo. El conductor se hospedó en una pensión de O Vicedo: el Jueves Santo dio a lavar su ropa sucia, pero no rota ni con rastro de sangre. Tampoco él presentaba daño alguno aparentemente. Al día siguiente, Viernes Santo, marchó; desapareció. Un dato más: hablaba, al parecer, castellano. El pasado domingo debía de entregar la furgoneta a la empresa con la que contrató el alquiler.

Ayer en el camino para descender por el acantilado, que fue abriendo la gente que, curiosa, se acerca al lugar desde entonces, había cajas vacías de consoladores (que, al parecer, podrían estar en la furgoneta). Como faltaban curiosidades en este extraño caso, una más.

Las fuerzas de seguridad continúan con la investigación. Ayer insistieron en el teléfono que dejó este hombre, el conductor, pero sigue sin contestar. Con la familia no se ha contactado porque el conductor no está aún imputado en caso alguno.

Ahora actuará la empresa de alquiler que perdió la furgoneta. Las hipótesis que baraja la Guardia Civil, de momento, son las mismas: que el furgón haya caído de manera fortuita o bien que hubiera sido de modo intencionado. Eso es lo que está indagando la Guardia Civil, tanto en A Mariña como en Cataluña.

La Guardia Civil descarta que haya caído con el furgón. No hay rastro alguno de sangre dentro. Fue a la pensión, pero ¿qué hizo luego?

«É inexplicable todo o que pasou»

Algunas fuentes aseguran que el ocupante del vehículo que cayó por un acantilado en O Vicedo salió por su propio pie

Son muchas las preguntas y más las hipótesis que planean sobre el misterioso caso de la furgoneta que cayó por un acantilado en O Vicedo, en las inmediaciones de la carretera LU-862. A falta de que vaya trascendiendo toda la información oficial, fueron muchos curiosos los que en las últimas horas se acercaron al mirador de San Román para comprobar in situ el lugar exacto en el que se produjo el suceso. El sábado por la tarde, tras un exhaustivo rastreo por tierra, mar y aire, y después de que se desplegase un amplio operativo de medios de emergencias, solo se avanzó que no se había encontrado a ningún ocupante del vehículo, ni en su interior ni en las inmediaciones. El 112 mantuvo este domingo el operativo abierto y confirmó que así continuaría mientras continuara a investigación policial.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Suponen que las cajas de consoladores estaban en el furgón que cayó por el acantilado en O Vicedo