La familia de la joven muerta en el 2018 en As Catedrais lleva el caso al contencioso

La mujer, de Valladolid, murió al caerle una piedra de una gruta en la cabeza durante la Semana Santa

Investigadores de la Guardia Civil examinando el lugar donde murió la joven, en la Semana Santa del 2018
Investigadores de la Guardia Civil examinando el lugar donde murió la joven, en la Semana Santa del 2018

Ribadeo / La Voz

A pesar de los sucesivos reveses judiciales y una vez agotada la vía penal, la familia de la joven vallisoletana fallecida en la Semana Santa de 2018 en la playa de As Catedrais, en Ribadeo, al golpearle en la cabeza una piedra que se desprendió de la gruta, mantiene el caso abierto y ha presentado un recurso contencioso-administrativo para depurar en esta vía la responsabilidad de la Administración.

Irene Baladrón Zorita, natural de Valladolid, tenía 25 años cuando el 31 de marzo de 2018 falleció al ser golpeada por una piedra en la playa de As Catedrais, que le provocó un traumatismo craneoencefálico y la muerte en el acto. Era Semana Santa, cuando al arenal ribadense registra una gran afluencia de gente y, por ello, el acceso se limita a 4.812 personas diarias. A raíz del accidente, la Xunta decidió cerrar la playa para que técnicos inspeccionasen la zona y encargó un informe técnico, que confirmó la inestabilidad de las formaciones geológicas. Además, los expertos aconsejaron mejorar la señalización de los lugares con mayor riesgo para los visitantes, lo que se hizo meses después.

La familia de la joven denunció lo ocurrido en el juzgado de primera instancia de Mondoñedo, que archivó el caso al no apreciar indicios de criminalidad en la Administración (Ministerio de Medio Ambiente, Xunta y Concello). El fallo fue recurrido, siendo sobreseído y agotándose finalmente la vía penal. Ahora, la familia abre la del contencioso-administrativo.

El alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez, manifestó no tener noticia al respecto, aunque opinó que el Concello no tiene parte en este asunto. En efecto, según recoge Europa Press, el contencioso apunta a quienes tenían responsabilidad en controlar el acceso a la playa, la Xunta y la empresa contratada al efecto. Añade que la familia niega que esté buscando una indemnización, sino que persevera en su intento para que se reconozca la falta de medidas de seguridad en la playa de As Catedrais.

En el arenal ribadense se siguen produciendo desprendimientos. El último del que hay constancia fue el pasado mes de agosto, sin ocasionar víctimas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

La familia de la joven muerta en el 2018 en As Catedrais lleva el caso al contencioso