El Obradoiro y el Breogán librarán el derbi en un Sar abarrotado

Pozas subraya que no hay que explicarle a los nuevos el significado del partido


santiago / la voz

El capitán Pepe Pozas sumó ante el Valencia 150 partidos con la camiseta del Obradoiro. Por delante, en la era ACB, solo está Corbacho, con 164. Al pararse a reflexionar sobre estas cifras, los primeros sentimientos que afloran son «alegría y felicidad por alcanzar tantos encuentros. También orgullo. Quiere decir que el trabajo está saliendo bien». Al propio tiempo, apunta que «llegar a 150 con un mismo equipo es complicado. Se han dado todos los factores». Y esos factores implican que las dos partes están en sintonía y tienen interés en compartir la singladura.

A la vuelta de la esquina está ya el derbi, el sábado de la semana próxima. El base asegura que no será necesario explicarle a los jugadores que llevan menos tiempo en el equipo el significado de ese encuentro. Ya lo percibieron en la primera vuelta. Y, si les quedase alguna duda, «cuando vean cómo estará Sar y cuál es el ambiente antes del encuentro», se les disipará.

La Caldeira volverá a colgar el cartel de lleno, con una significativa presencia de aficionados visitantes en las gradas. A última hora de la tarde apenas quedaban a la venta un centenar de entradas en tribuna 1, otras cincuenta en retráctil y un par de ellas en fondos. En tribuna 2 ya estaba agotado el papel.

La defensa visitante

Al volver sobre el choque de la primera vuelta, Pozas incide en que el Obradoiro pagó su falta de acierto. En ello tuvo bastante que ver la defensa planteada por el Breogán, por lo que barrunta que el conjunto lucense escenificará la misma propuesta: «Si les salió bien allí, es lógico pensar que vuelvan a repetir. Estaremos preparados, aunque también lo estábamos entonces. Espero que tengamos más efectividad. Creo que va a ser un partido bonito».

La Liga Endesa afronta otro fin de semana de paréntesis, este por la ventana FIBA. El capitán del Obra cree que el parón va a venir bien. La semana pasada, con todos los jugadores a las órdenes de Moncho Fernández, hubo más trabajo táctico, pensando ya en el derbi. Esta, sin embargo, se ha centrado más «en la mejora individual, aunque también con algún aspecto colectivo». Entre el lunes y el martes llegarán los internacionales y ya se recuperarán las rutinas habituales durante la competición.

Feos ecos de la Copa

Pepe Pozas, habitualmente ponderado en sus reflexiones, aplica la misma línea cuando se le pide la opinión sobre la polémica suscitada en la final de la Copa del Rey, después de dejar escapar un prolongado «pufff...»: «Ha sido una equivocación. Sí es verdad que los árbitros no utilizaron todas las imágenes, y deberían haberlo hecho. Pero estamos llegando a uno extremos que no deberíamos, estamos tratando con personas, que tienen familia. Aunque se hayan equivocado, sigue siendo un deporte».

Respecto al detalle que tuvo con su compañero Rafa García, del filial, a quien acompañó y trasladó en coche a A Coruña para que hiciese un examen, el día después de romperse el ligamento cruzado, indicó: «Lo hubiese hecho con cualquier otro jugador. Me comentó que tenía el examen y no lo podía llevar nadie. Tampoco estaba para ir en tren. Tenía la mañana libre y allá nos fuimos, hablando de todo un poco. Lo bueno es que aprobó. Si fuese tan supersticioso como yo, me tendría para arriba y para abajo todo el tiempo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El Obradoiro y el Breogán librarán el derbi en un Sar abarrotado