La ACB y el sudoku del esprint final

El Obradoiro encara una semana de dos salidas sin pasar por casa


santiago / la voz

Los clubes de la ACB celebran asamblea para tratar de resolver el sudoku en el que se ha convertido el calendario en el esprint final de esta temporada de la pandemia. Cuando se sienten a la mesa, solo tienen clara una premisa en el punto de partida: no será posible acabar la fase regular el 16 de mayo, tal y como estaba previsto. Y antes de que se dispute esa última jornada, tendrán que estar recuperados todos los partidos pendientes.

Ahí es donde estriba la gran dificultad. Hasta la fecha hay cinco encuentros aplazados que todavía no tienen nueva fecha: Málaga-Andorra, Bilbao-Fuenlabrada, Bilbao-Gran Canaria, Bilbao-Burgos y Gipuzkoa Basket-Baskonia.

Hay otros cuatro que ya han sido reasignados: dos se disputan este jueves, el Andorra-Fuenlabrada de la jornada 31 y el Barcelona-Obradoiro de la 34; y los otros dos el martes 11, el Murcia-Andorra de la 32 y el Baskonia-Málaga de la 34.

El Baskonia reanudará la competición este sábado tras dos semanas de parón por el covid-19. Recibe al Joventut.

Este fin de semana se disputa la jornada 36 y dos partidos ya se han jugado: Burgos 95-Zaragoza 98 y Tenerife 86-Bilbao 67. Burgos, Zaragoza y Tenerife participan a partir del jueves en la fase final de la Basketball Champions League, en Rusia.

El Bilbao finaliza la cuarentena este fin de semana. Sus integrantes podrán volver a los entrenamientos si dan positivo en las pruebas PCR. Y una vez completados cuatro días de entrenamiento, ya podrán recuperar partidos.

El último fin de semana de mayo se disputa la final a cuatro de la Euroliga y ese es otro condicionante para las fechas, a expensas de si el Barcelona y el Real Madrid logran la clasificación esta tarde en el quinto partido.

Al Monbus Obradoiro le restan cuatro encuentros para completar la temporada y dos los disputará esta semana, sin pasar por casa. El jueves visita al Barcelona y desde la ciudad condal se desplazará a Madrid porque el domingo a las 12.30 se enfrentará al Estudiantes en el Wizink Center. Los correspondientes a las dos últimas jornadas, en Sar frente al Murcia y en Burgos, quedan a expensas de la asamblea de este martes.

La permanencia

La permanencia todavía no está asegurada matemáticamente. Ese es el primer objetivo, visar cuanto antes el pasaporte para seguir un año más en la ACB. Y, al propio tiempo, buscar la mejor clasificación posible ya que influye en el reparto de las cantidades que corresponden por la venta de los derechos de imagen.

Con una victoria más la permanencia estaría asegurada. También valdría con una derrota del Estudiantes en los dos partidos que le restan (recibe al Obradoiro y acaba en Burgos), o dos del Bilbao, al que le quedan cinco contiendas: recibe al Fuenlabrada, Gran Canaria, Burgos y Joventut, y visita en la penúltima jornada al Real Madrid. El GBC ya no puede dar caza a los santiagueses. Le faltan cuatro partidos y está a cuatro victorias, con el basketaveraje en contra.

Sea como fuere, el discurso en el vestuario del Obra no cambia: lo único que importa es el partido más inmediato, el del jueves a las 21 horas en el Palau.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La ACB y el sudoku del esprint final