La primera jornada invita a pensar en una Liga Endesa muy disputada

Manuel García Reigosa
M. G. REIGOSa SANTIAGO / LA VOZ

ANDAR MIUDIÑO

Carlos Guerrero LOF

Las seis posesiones sin llegar a lanzar en el segundo cuarto condenaron al Obra

21 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En la semana previa a que arrancase la Liga Endesa, Moncho Fernández ya anticipaba que este curso promete igualdad y emociones fuertes. Esto es lo que decía exactamente: «Preveo que la Liga quizás sea más potente que nunca porque creo que todo el mundo tiene tres cuatro jugadores de mucho nivel y eso implica que cualquiera puede ganar a cualquiera». Y tanto los resultados de la primera jornada como los vaivenes en más de un partido así parecen acreditarlo.

Solo un colectivo dominó de principio a fin con autoridad. El Breogán, en su reencuentro con la ACB, no dio opción al Tenerife: 92-73. Se impuso en cada uno de los cuartos.

Dos choques requirieron prórroga para el desenlace. En Sevilla, Hannah forzó el tiempo suplementario con un triple lejano. En los cinco minutos extra Harrington le dio la victoria al Betis frente al Andorra: 102-98.