Adagio de Albinioni

Miguel Gómez EL ESCÁNER

ANDAR MIUDIÑO

Sandra Alonso

15 may 2022 . Actualizado a las 01:19 h.

Dirigía Rubén el calentamiento. Charlaban Víctor y Gonzalo. Detrás del banquillo, Fran Camba le daba vueltas a saber a qué combinación de datos. Repartía saludos Moncho.

Cuánto trabajo, menudo adagio de Albinoni (sí, sí, sí, menea el bullarengue) tiene este cuerpo técnico. Mentalizado como había estado para vivir una última jornada con más tensión que darte una ducha en el motel de Norman Bates y lo que había quedado era una preciosa tarde para fiestas y homenajes; no tanto para defender. Diecinueve puntos encajados en cinco minutos (11 de Dubljevic), 29 al final del primer cuarto. Una zona press y dos minutos de «pillo» de Oliver metieron al Obra en partido antes del descanso, 42-48, pero no pasó de espejismo y Valencia rompió el partido en el tercer cuarto. Ah, no, que ganamos. Ah, no, quedó en casi. Ben lle importa a él.

Obradoiro, se acaba una temporada y, como todos los años, quiero despedirme de ti. Quiero despedirme y darte las gracias una vez más por seguir aquí con nosotros. Tú, que podías haber perdido la cabeza, has convertido en ordinario lo extraordinario.