Solo el caché de los músicos que participaron superó los cien mil euros


Que un espectáculo tenga un objetivo benéfico no quiere decir que quienes intervienen en él renuncien a cobrar. Las cuentas de la novena edición de la gala contra el cáncer indican que, solo en cachés, la organización tuvo que desembolsar, en su conjunto, 101.000 euros a los músicos que actuaron en el Reino de León. De hecho, este capitulo superó al de los gastos de producción, que tampoco fueron una minucia: 90.000 euros. En sus primeras galas contra el cáncer, las entradas eran gratuitas o tenían un precio prácticamente simbólico, de 3 y 5 euros. Siempre, insiste la organización, dieron pérdidas. Incluso cuando los tiques se elevaron a 10 y 15 euros. De hecho, la AECC de Pontevedra nunca recibió un euro por unos beneficios inexistentes, sino por el «mechandising».

Votación
1 votos
Comentarios

Solo el caché de los músicos que participaron superó los cien mil euros