Durán tacha al alcalde de Meaño de traidor y cobarde y pide su dimisión

El PP estudiará medidas disciplinarias contra Viéitez y no descarta la vía judicial


meaño / la voz

El PP de Meaño hizo posible que el PSOE se haga con el control de la Mancomunidade do Salnés y en el partido no se lo van a perdonar. A la espera de que se pronuncien los órganos de dirección -que este jueves prefirieron guardar silencio- quien sí habló fue el alcalde de Vilanova y presidente en funciones de la mancomunidad, Gonzalo Durán Hermida. Doce horas después de que dos concejales del PP meañés votasen en pleno a favor del candidato socialista a la mancomunidad, ayer a primera hora de la mañana Durán convocaba a los medios de comunicación para hablar del asunto, y no se mordió la lengua.

Traidor, tránsfuga, indigno, cobarde y felón fueron algunos de los epítetos que el vilanovés le brindó a quien fue una de sus apuestas políticas y con quien trabajó codo con codo en la mancomunidad durante ocho años, donde Carlos Viéitez ejerció de técnico. «Siento náusea, es la cosa más asquerosa que vi. Siento que hayamos tenido un militante de esa calaña moral, hay que pedir disculpas a los vecinos de Meaño porque no sabíamos que era así», indicó.

A falta de que el partido mueva ficha, Durán ejerció de altavoz del sentir de otros dirigentes comarcales y pidió a la dirección provincial que tome medidas disciplinarias contra el grupo popular de Meaño, y en particular contra el alcalde, al que señala como principal responsable de la pérdida de la mancomunidad. Hay que tener en cuenta que Viéitez ni siquiera presentó candidato propio a la vocalía que le corresponde a Meaño en el foro comarcal, lo cual dejó la puerta abierta para que la propuesta del PSOE saliese adelante. Quizá con lo que no contaba Viéitez era con la jugada maestra de los independientes que, al presentar dos candidatos, obligaron al PP a apoyar al socialista para garantizar la elección de Manuel Radío. Dos ediles del PP votaron al PSOE, aunque no se sabrá quienes fueron porque la votación fue secreta a petición del regidor. «Una infantilada» porque, en opinión de Durán, quedó igualmente en evidencia su «traición» y la existencia de un pacto previo para que los socialistas se abstuviesen y posibilitaran así la aprobación de la dedicación exclusiva del alcalde. En todo caso, Durán Hermida desveló que esta votación podría ser ilegal, por no ajustarse al reglamento interno del Concello, y que los servicios jurídicos del PP estudiarán la posibilidad de solicitar su anulación, incluso ante los tribunales.

Lo que ya pidió Durán fue la dimisión de Carlos Viéitez «por higiene democrática» y porque el voto de los vecinos de Meaño «no puede estar cautivo». «Esto no se puede consentir, el partido tiene que tomar medidas contra él». Viéitez, por su parte, guarda silencio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Durán tacha al alcalde de Meaño de traidor y cobarde y pide su dimisión