Un vecino de A Illa denuncia a dos agentes por abuso policial tras ser reducido y detenido en la vía pública

Bea Costa
b. c. A ILLA / LA VOZ

AROUSA

Martina Miser

El incidente ocurrió el domingo, después de que el denunciante se negase a identificarse con el DNI

04 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Salvador Allo Suárez es un vecino de A Illa que está dispuesto a llegar a las últimas consecuencias. El domingo fue detenido por la Policía Local de A Illa tras un altercado en la vía pública y el lunes presentó una denuncia ante la Guardia Civil. Acusa a los dos agentes que estaban de servicio de abuso policial e incluye en su denuncia a un policía nacional que estaba de paisano. Según su relato de los hechos, se encontraba en la vía pública, en las inmediaciones de la calle Castelao, cuando los agentes se dirigieron hacia él y le pidieron que se identificara presentando el DNI.

Como quiera que Salvador Allo se negó, porque consideraba que no estaba incumpliendo norma alguna, los agentes procedieron a reducirlo, supuestamente, propinándole «codazos en el hombro, le agarraron la mano para inmovilizarlo y le pusieron el antebrazo en el pescuezo», según consta en la denuncia. Los policías alegan que les llamó payasos -extremo que Allo niega- y que habían sido agredidos previamente. El denunciante reconoce que hubo un forcejeo, «pero, o único que fixen foi defenderme, tratáronme coma un delincuente». Asegura que no es la primera vez que tiene problemas con la policía local; el año pasado ocurrió a propósito del uso de la zona de carga y descarga, que Salvador Allo afirma que tiene derecho a utilizar para dar servicio a su restaurante, y este año también volvió a tener algún encontronazo por este motivo. «Denuncioume dúas ou tres veces, recorrín e gañei», afirma en relación a uno de los agentes implicados. Ahora da un paso más con la presentación de una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil porque dice sentirse perseguido y considera que es necesario atajar este tipo de comportamientos.

Desde el Concello de A Illa, por su parte, dicen que dejan el asunto en manos de la justicia sin entrar en otro tipo de consideraciones, según indica el concejal de Seguridade, Luis Arosa.