Todos los secretos de la factura de la luz, al descubierto

La potencia contratada, el bono social, servicios que se solapan..., en Cambados responden a los consumidores


cambados / la voz

Cuantía de peaje, potencia contratada o tarifa de acceso son conceptos que figuran en la factura eléctrica que muy pocos usuarios alcanzan a comprender. Hay un gran desconocimiento en esta materia, lo cual provoca que muchos consumidores estén pagando bastante más de lo que corresponde a sus necesidades. Uno de los errores más comunes es tener contratada una potencia superior a la que precisa una familia tipo. «Sabemos dunha muller que cun consumo de trece euros de electricidade pagaba 105 euros de factura porque tiña un trece de potencia contratada, iso é unha barbaridade», según explica Ana Cores, del servicio de atención al consumidor de la asociación de amas de casa O Noso Lar de Vilagarcía.

Los expertos dicen que para un hogar medio es suficiente una potencia de entre 3,45 y 4,75 kilovatios. Las bombillas LED y los electrodomésticos modernos ya no tiran tanto del contador como antes, y en muchos hogares, especialmente los que tienen contrato antiguo, siguen sin adecuarlo a las nuevas tecnologías. Además, no es habitual que los aparatos de una casa estén encendidos todos a la vez, de modo que en pocas ocasiones se alcanzan los picos máximos de potencia.

Comerciales y reguladas

Otro problema habitual es que cada vez se emiten más facturas comerciales y menos reguladas, y esto tiene su importancia, sobre todo para aquellos que vayan a solicitar el bono social con el que la Administración subvenciona la factura eléctrica de las rentas más bajas. Si la factura es comercial, no hay opción a cobrar esta ayuda, una cantidad nada desdeñable pues puede llegar a suponer el 40 % del total de la factura en hogares con hijos y una renta inferior a quince mil euros al año. Hay otras casuísticas, según informan los expertos, que permiten acogerse al bono social: cobrar la pensión mínima, ser familia numerosa, estar todos los miembros de la casa en paro, ser víctima de violencia doméstica, etcétera.

También se dan situaciones de duplicidad de servicios porque muchos usuarios que tienen contratado el mantenimiento de los electrodomésticos con su compañía eléctrica disponen ya de esa cobertura en el seguro del hogar, «e a xente non o sabe, estamos falando dun gasto duns dez euros por factura, que se poden aforrar», según explica el responsable de la oficina de consumo en el Concello de Cambados, Antonio Torres.

Charla el próximo jueves

Para arrojar luz sobre estas cuestiones tan opacas, el Concello de Cambados ha organizado una charla informativa para el próximo jueves, a las 20.30 horas en Exposalnés. «

Invitamos a todos veciños a que veñan, de Cambados e dos concellos da zona. Que veñan coa súa factura e axudarémoslles a interpretala»,

según indicó el concejal de Economía, Xurxo Charlín.

El edil cambadés compareció ayer junto a Torres y Ana Cores, y todos coinciden en su diagnóstico: hay una gran desinformación sobre este tema. ¿Sabía que el frigorífico puede representar el 30 % del gasto de una casa, o que dejar el cargador del móvil enchufado y los aparatos en

stand by

aumentan la factura?.

De las fórmulas para ahorrar, de cómo entender la factura, del nuevo bono social y demás temas que afectan al recibo de la luz se informará en la charla del próximo jueves. Y quienes quieran ir con su factura, que no lo duden. «Que veña moita xente, só así van comprender que tipo de factura teñen, estamos dispostos a volver a Cambados cando faga falta. Levamos (la asociación O Noso Lar) catorce charlas destas, e vemos verdadeiras salvaxadas. No se pode falar de estafa pero si estanse producindo enganos. Animamos á xente a que reclame, xa se sabe, unidos conséguense máis cousas», indicó Ana Cores desde Cambados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Todos los secretos de la factura de la luz, al descubierto