Cuidado: los carneros pueden ser peligrosos

La tragedia de Meis pone en el punto de mira a una especie que protagoniza numerosos incidentes en las fincas


vilagarcía / la voz

Que los carneros son animales que pueden resultar peligrosos lo saben todos aquellos que los crían o tuvieron ocasión de hacerlo, pero lo que es insólito es que una embestida suya acabe con una vida. No se sabe exactamente qué pudo ocurrir el viernes en la cuadra de una casa de San Salvador de Meis, donde apareció el cuerpo de María del Carmen Buceta tirado en el suelo, ensangrentado y con varios golpes en la cabeza. No hay testigos, pero se da por hecho que esta mujer de 65 años recibió varias cornadas del carnero de la casa, que resultaron fatales.

Quizá primero cayó y después el animal se ensañó con ella, quizá la primera embestida resultó mortal, pero la Guardia Civil llega a la conclusión de que los golpes tuvieron que ser provocados por el ovino. La tragedia de Meis ha puesto en el foco a una especie con la que todavía se convive en muchas fincas del rural. Conviene andarse con cuidado con el macho del rebaño. Lo afirman los ganadores y lo dicen los veterinarios. Ayer, a propósito del luctuoso suceso ocurrido en O Salnés, se sucedieron los testimonios de personas que han sido víctimas de ataques. Hay quien siendo solo un niño de cuatro años experimentó ya la agresividad de esta especie, y de no ser por su madre que estaba en la finca y mató de un martillazo en la cabeza al carnero cuando este le embistió, hoy su relato sería otro. Y un veterano cuenta como un carnero lo alcanzó por una pierna y lo tiró al suelo, y de no haber tenido los reflejos suficientes para girarse y protegerse con los pies, hubiera acabado destrozado por el animal.

En todo caso, los veterinarios consultados por esta redacción incidieron en un mensaje: no se debe ser alarmista ni estigmatizar a este animal. «Es su método defensivo, su forma de desafiarte es truncándote, es un animal muy territorial», explicaba Gustavo Machicote desde su clínica de Vilanova. «Tuvo que ser una mala caída o un mal momento porque estos animales no tienen peso suficiente (alrededor de 50 kilos) como para ser tan peligrosos y te mate».

José Ignacio Fernández, de la clínica O Salnés, trabaja habitualmente con ganado de este tipo y sabe de más de un caso en el que los carneros han provocado lesiones importantes a sus dueños. En cuanto surgen los primeros síntomas de agresividad, aconseja adoptar dos medidas: esterilizar o sacrificar al animal. Y advierte: son especialmente peligrosos en tiempo de celo.

Los profesionales tampoco son ajenos a ataques de ganado de este porte. A Marina Rodríguez, de la clínica Don Can en Vilagarcía, no le ha pasado con un carnero, pero sí ha tenido más de un susto con cerdos de por medio, y aconseja prudencia.

Muere una mujer en Meis, presuntamente corneada por un carnero

La Voz

Su cuerpo fue hallado el miércoles por la noche en la cuadra del animal, que estaba cubierto de sangre

Asombrados e incrédulos. Los vecinos del municipio de Meis apenas pueden creer lo ocurrido el miércoles por la noche en la parroquia de San Salvador. Un hombre, que estaba realizando distintos trabajos en una casa de ese lugar, se quedó sorprendido al llegar a la misma y descubrir que una de las cabezas de ganado que se criaban en dicha vivienda, un carnero de buen porte, estaba cubierto de lo que parecía ser sangre.

Entre sorprendido y preocupado, el hombre se dirigió a la cuadra para averiguar qué había ocurrido para que el animal presentase tan aterrador aspecto. Lo que se encontró fue una escena dantesca: la propietaria de la vivienda, una mujer de 65 años de edad, estaba tirada en el suelo, y presentaba varios golpes en la cabeza, según explican distintas fuentes. Aunque los sanitarios del 061 que acudieron hasta el lugar hicieron todo lo posible, la mujer falleció.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cuidado: los carneros pueden ser peligrosos