O Grove desempolva los trajes de protección del Prestige

La gente del mar está donando gafas, patucos y fundas que guardaba desde el azote del chapapote


o grove / la voz

Cerca de doscientos trajes de protección, incluidos patucos y gafas, han llegado esta semana a manos del Concello de O Grove, para alivio de muchos trabajadores que demandaban estos equipos de prevención. Se trata de una donación hecha por particulares, que habían guardado este material en sus casas desde la catástrofe del Prestige, allá por el año 2002, y no han dudado en ponerlos a disposición de las autoridades. El municipio fue duramente golpeado por aquella crisis medioambiental, y a pesar de que el material para luchar contra el petróleo se recibió tarde, finalmente llegó, y no dio ni tiempo a utilizar gran parte de él. Pero la gente del mar lo guardó por si algo similar volvía a ocurrir, que siempre es mejor prevenir que lamentar.

El servicio municipal de Emerxencias es el encargado de suministrar estos trajes a demanda de los trabajadores más expuestos al virus COVID-19. Así lo explicaba ayer José Antonio Cacabelos, alcalde de la localidad. Según informa, esta misma semana se han entregado diez trajes al 061: «Aunque no es de nuestra competencia, ética y moralmente debemos proporcionárselos -argumenta el regidor- y hay otras muchas personas que nos lo solicitan, dado que la situación en este aspecto es muy precaria», explica Cacabelos.

Varios colectivos han trasladado al Concello su preocupación, demandando estos accesorios de prevención, como por ejemplo las empleadas que trabajan en atención ao fogar, «a las que hemos podido entregar mascarillas gracias a la labor solidaria de la Asociación Contra el Cáncer y la Cofradía de los Dolores», afirma. El regidor reitera, una vez más, que la responsable de proveer de ese material es la empresa concesionaria del servicio, «pero es que no lo encuentran por ningún lado, así que en la medida en que el Concello pueda colaborar, así lo haremos», dice.

Cada vez son más lo colectivos y particulares que se están lanzando a la aventura de elaborar mascarillas con telas de algodón, que aunque no protegen como debieran «es mejor que no tener nada», asegura el alcalde en un comunicado que ha trasladado a los vecinos.

En este sentido, Cacabelos aprovechó la ocasión para calificar de «totalmente decepcionante el suministro de la Xunta. La Administración autonómica enviaba ayer a O Grove 450 guantes y 80 mascarillas, una cantidad que el gobierno local tacha de irrisoria. El regidor ha explicado que a través de la Fegamp se les solicitó a los Ayuntamientos que comunicasen una cantidad estimada del material que necesitaban, «y nosotros con el Servicio de Emerxencias les trasladamos un informe completo, que nada tiene que ver con lo que se nos ha entregado finalmente».

La Xunta, «insignificante»

Cacabelos se muestra indignado, puesto que «costó más la gasolina para ir a buscarlos que lo que nos han enviado», dice. Desde el gobierno socialista consideran que la Xunta tiene capacidad suficiente para hacer un esfuerzo económico mayor. «Es más, debería comprar material propio para tener un aprovisionamiento», subraya el regidor, puesto que está permitido que las comunidades autónomas lo hagan, y el material que se ha repartido, insiste, «es insignificante».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

O Grove desempolva los trajes de protección del Prestige