Un edil de Sanxenxo y un miembro de Emerxencias de O Grove capturan con lazo a una vaca fugada en A Lanzada

El bovino suponía un serio riesgo al tráfico en la carretera y se escapó de su finca tras el robo del pastor eléctrico que la cercaba


O Grove

Al más puro estilo cowboy. El servicio de Emerxencias de O Grove ya había tenido que echar el lazo a algún que otro animal en su larga trayectoria, pero nunca a ganado de semejante porte y agresividad. Ayer a las nueve de la noche recibieron un aviso del 112 alertando de que una vaca andaba suelta por la carretera de O Bao, los conocidos cuatro carriles de A Lanzada que unen los municipios de O Grove y Sanxenxo.

Hasta el punto se desplazaron efectivos del servicio municipal y de la policía local y, una vez localizado el bovino, se pusieron manos a la obra para darle caza. Según informan desde Emerxencias no fue nada fácil, porque el animal estaba nervioso y se mostraba agresivo. 

El Concello de Sanxenxo aportó más datos que aclararon tan inesperado episodio en los municipios turísticos. La extraña aventura comenzó ya caída la noche en la parroquia sanxenxina de Noalla. Vecinos de la zona dieron aviso de que había una res transitando sin control por el medio de la PO-308. Avisado el concejal de Deportes de Sanxenxo, Daniel Arosa, se acercó al campo de fútbol de A Lanzada, donde se había visto entrar al animal. Una vez allí, Arosa pudo comprobar que la vaca no estaba dentro de las instalaciones, sino que había vuelto a la carretera y se montó el operativo para intentar sacarla de la vía pública por sus riesgos para el tráfico.

Patrullas de la Policía Local de Sanxenxo y de O Grove, así como de Emerxencias del municipio meco se pusieron de camino en seguida para la zona, pero como el riesgo para los coches era cada vez mayor, el concejal sanxenxino intentó apresarla con un cable. El Concello de Sanxenxo indica que el animal estaba muy embravecido, «opuso gran resistencia» y se escapó al campo de aviación de A Lanzada, ya en O Grove. Los medios desplazados cortaron el tráfico para que la vaca, si conseguía eludir el cerco, no embistiese a ningún coche, mientras que en el campo de aviación continuaba la operación de apresar al escurridizo animal. El edil Daniel Arosa y un integrante de Emenxercias de O Grove lograron finalmente atarle una cuerda a la cornamenta y apresarla. Pasadas las diez de la noche, el propietario acudió al lugar con un remolque y se la llevó, eso sí, después de darle un poco de comida para apaciguarla.

El dueño de la vaca, vecino de Noalla, argumentó que el animal se escapó de su propiedad, situada a kilómetro y medio de O Bao. El Concello de Sanxenxo explicó que el animal consiguió huir con facilidad de su finca porque alguien robó el pastor eléctrico que cercaba la parcela en Cova de Pazos donde estaba confinado. Se da la circunstancia que hace una semana, en la noche de Reyes, otra vaca anduvo suelta por la misma carretera, aunque según informan los propietarios de Morena -que así se llama la protagonista de esa otra historia- se trataba de otro animal.

El incidente se saldó sin daños personales ni materiales y fue una suerte, porque era de noche y el animal tiene el pelo negro, lo cual agravaba el problema de visibilidad. El operativo se prolongó durante aproximadamente una hora y ocupó a  media docena de agentes, además de a algún que otro particular.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un edil de Sanxenxo y un miembro de Emerxencias de O Grove capturan con lazo a una vaca fugada en A Lanzada