La tensión vecinal desemboca en una pelea a puñetazos en Rubiáns

Xurxo Abuín y Luis Rodríguez Seagre cruzan denuncias por agresión y lesiones. Los hechos ocurrieron el martes, en las obras del parque de las camelias


vilagarcía / la voz

En Rubiáns, como en cualquier lugar, las relaciones de vecindad tienen sus más y sus menos. Pero en este rincón de Vilagarcía, las tensiones subterráneas han emergido a la superficie. Lo hicieron, primero, en la comunidad de montes, donde Xurxo Abuín y su equipo abandonaron el timón, hartos del «acoso» al que se sentían sometidos por un grupo de vecinos a los que habían bautizado como «os camiñantes». Ahora, esas tensiones han adquirido una nueva dimensión: se ha llegado a las manos.

La reyerta ocurrió el pasado martes y tuvo como protagonistas al propio Abuín y a Luis Rodríguez Seagre, miembro de la actual directiva de la junta de montes. Los dos coincidieron en la zona en la que operarios del Concello construyen el que deberá ser el parque de camelias de Rubiáns. Según el relato de Abuín, cuando él llegó al lugar, Seagre ya estaba allí, «dicíndolle aos traballadores o que tiñan que facer». Según su testimonio, durante el tiempo que le llevó resolver algunas llamadas telefónicas, la discusión entre Seagre y el conductor de una pala subió de intensidad. «Baixei do coche e pregunteille ao palista se había algún problema. Dirixinme exclusivamente a el para dicirlle que non lle fixera caso a ninguén, que cumprira co que lle mandaba o Concello».

Su intervención, relata, no le gustó a Seagre, con el que inició un intercambio de improperios. «Eu chameille cacique primeiro, e acabei chamándolle fascista». Después, relata Abuín, se dio la vuelta para irse a su coche. Al oír jaleo a sus espaldas se dio la vuelta y recibió un golpe en un ojo. Hubo un forcejeo, y él y su supuesto agresor cayeron al suelo, «coa mala sorte de que el quedou enriba miña e aí si que me destrozou a cara».

Xurxo Abuín, que hizo público lo ocurrido a través de Facebook, presentó denuncia y el correspondiente parte de lesiones.

¿Y qué di ce la otra parte? Luis Rodríguez Seagre ofrece una versión diametralmente opuesta a la de su oponente. Según su relato, fue Xurxo Abuín quien fue directamente a por él, y quien inició la pelea, insultándolo e intentando propinarle, además, dos patadas. Por suerte para él, no lo alcanzaron. Eso sí, los ataques continuaron y él, al intentar defenderse, acabó en el suelo como su contrincante. Según su relato, presenta numerosos golpes y una fuerte herida en la boca.

Tras lo ocurrido, Luis Rodríguez Seagre también ha presentado una denuncia contra Xurxo Abuín por agresión. Y, según explicaban ayer desde su entorno familiar, valoran extender la acción judicial a las publicaciones que el expresidente de la comunidad de montes ha realizado en sus redes sociales exponiendo su versión de lo ocurrido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La tensión vecinal desemboca en una pelea a puñetazos en Rubiáns