Vilagarcía registra una incursión de lobo por primera vez en décadas

Serxio González / Marcos Gago REDACCIÓN / LA VOZ

VILAGARCÍA DE AROUSA

Ministerio para la Transición Ecológica

Las ovejas son la presa más común del rey de la fauna ibérica en Galicia, y O Salnés y Pontevedra no son una excepción

13 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El retorno del lobo a determinados montes de O Salnés es un hecho constatado desde que en el 2018 la Consellería de Medio Ambiente certificó cuatro incursiones, un número que se repitió al año siguiente. Las ocho tuvieron como escenario las parroquias de San Tomé de Nogueira, A Armenteira y San Salvador, en Meis, donde también se detectó su presencia en Mosteiro. Aunque pueda parecer sorprendente, Vilagarcía de Arousa acaba de sumarse al puñado de municipios de Pontevedra que vuelve a recorrer el rey de la fauna ibérica. Según la última orden de ayudas cursada por el departamento autonómico, que gestiona las competencias sobre la conservación de la biodiversidad en Galicia, entre octubre del 2020 y septiembre pasado diez concellos de la provincia registraron ataques del cánido. Uno de ellos se localizó la capital arousana, con un saldo de tres ovejas muertas.

No han trascendido muchos más datos al respecto de este episodio. Ni siquiera la parroquia en la que tuvo lugar, aunque la lógica apunta a la zona más agreste de la capital arousana, probablemente en el área del monte Xiabre. Aun confirmándose este punto, el zarpazo del lobo en Vilagarcía abre numerosos interrogantes. El principal, detectar la procedencia de los ejemplares que lo llevaron a cabo. Su única presencia estable en toda la comarca se sitúa en el monte Castrove, donde habitan los dos especímenes a los que se atribuyen las incursiones de Meis. A lo largo del último año, en el municipio arousano se han certificado siete ataques, con cinco caballos, dos ovejas, dos cabras y una vaca como objetivos.

Si estos ejemplares son capaces de trasladarse esporádicamente desde Castrove a Xiabre o al entorno de Lobeira, o por contra alguna pareja ha encontrado un corredor que le permite desplazarse hasta Vilagarcía desde el interior de la provincia, es cuestión que merece ser analizada. Por el momento, la Xunta ha encargado la elaboración de un censo en toda Galicia con el que fundamentar su rechazo al blindaje frente a la caza que impulsa el Ministerio de Transición Ecológica. Concluya lo que concluya este estudio, en la capital arousana no se tenía noticia del lobo desde hace décadas.