Revuelta de las amas de casa para exigir una pensión

Las mujeres soliticitaban cotizar para acceder a una pensión

.

Decía hace unos días Magdalena Bringas que, después de casi cuatro décadas al frente de Amas de Casa de Ribeira, se iba con la pena de no haber cumplido el sueño que ella y el resto de dirigentes de las asociaciones de toda la provincia se habían marcado hacía años, que las mujeres que se pasaban toda la vida trabajando en casa tuvieran ocasión de cotizar para recibir una merecida pensión de jubilación. Esta lucha estaba en pleno apogeo a estas alturas de 1995. Unas cuatrocientas barbanzanas formaban parte del batallón de féminas que se echaban a la calle en Santiago y A Coruña para reclamar esos derechos.

Las amas de casa perdieron aquella batalla, que llegó a todos los concellos de la provincia en forma de mociones, y también las que emprendieron con posterioridad. Hoy la reivindicación sigue encima de la mesa. Es, de hecho, el gran reto de las asociaciones.

Votación
0 votos
Comentarios

Revuelta de las amas de casa para exigir una pensión