Hemeroteca: Ramona Maneiro confesó en un plató

Relató que había ayudado a morir a Ramón Sampedro, facilitándole el vaso con cianuro

la voz

Tal día como hoy del 2005, cuando estaban a punto de cumplirse siete años de la muerte de Ramón Sampedro, Ramona Maneiro, la persona que había acompañado al tetrapléjico sonense en la recta final de su vida, rompía el silencio y confesaba en un programa de televisión que ella lo había ayudado a morir, facilitándole un vaso con cianuro. Argumentó que había decidido desvelar el misterio para acabar de una vez por todas con las especulaciones.

Pese a que fue llamada a declarar y ratificó en el juzgado lo que había contado en el plató, la confesión no le acarreó consecuencias legales y eso que el fiscal llegó a solicitar la reapertura del caso. En julio de aquel mismo año, Ramona Maneiro presentaba en el centro social de Boiro el libro Querido Ramón. Un testimonio de amor.

Para algunos, ella rompió con su confesión un pacto de silencio que habían sellado las personas que de alguna manera participaron en la muerte del sonense.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hemeroteca: Ramona Maneiro confesó en un plató