Los pósitos sondean el mar en busca de nuevos recursos para explotar

Anémonas y holoturias, con un auge creciente para usos culinarios, se suman al interés por la hasta ahora minoritaria captura de poliquetos


ribeira / la voz

Tendencias culinarias en auge abren la puerta a la explotación de recursos marinos desechados hasta ahora por los profesionales. Sin embargo, su creciente demanda y las perspectivas de que puedan aportar jugosos ingresos a un sector cada vez más condicionado por la oscilación de precios en las especies clásicas, como los bivalvos o los crustáceos, llevan a las cofradías a sondear las rías en su búsqueda con el propósito de elaborar planes para su comercialización. Este es el caso, por ejemplo, de las anémonas -popularmente conocidas como ortiguillas de mar- y la holoturia -denominada pepino de mar-.

Buceadores de la cofradía de Palmeira serán los primeros en comercializar anémonas en Arousa norte, ya que el camino lo emprendieron hace tres años un par de profesionales de la margen sur, concretamente de O Grove. Ahora quieren sumarse las cofradías de Aguiño y Ribeira. La bióloga de esta última, Sandra Barreiro, explicó que realizará muestreos, entre febrero y abril, en la franja que va de punta Aguiuncho a punta Castro.

El consumo de ortiguillas de mar fritas tiene una amplia tradición en el sur peninsular, donde está el principal mercado, pero desde hace un par de años hay una empresa de Cerceda que las comercializa e, incluso, hay cocineros gallegos que las preparan con arroz, tempura o salsa.

También en Porto do Son realizaron sondeos para coger anémonas, pero el dirigente del pósito, Emilio Queiruga, explicó que no hay recurso suficiente.

Una delicatesen

El pepino de mar es otra de las especies en el punto de mira. En este caso, los patrones mayores de Aguiño y Ribeira explican que se explorarán las mismas zonas en las que se captura el erizo. La bióloga Sandra Barreiro indicó que los muestreos tendrán lugar en primavera o verano.

De conseguirse este plan de explotación sería el segundo de la ría de Arousa porque en O Grove ya existe uno, aunque por ahora con un resultado desigual.

Sandra Barreiro explicó que la holoturia está considerada una delicatesen culinaria y diversas fuentes comentaron que alcanza un elevado valor en el mercado. Es muy apreciada en Asia, donde es utilizada en el sushi y también en sopas. En el caso de España, el principal mercado está en el sur. La bióloga dijo que, de conseguirse la autorización, será preciso un estudio de mercado.

Junto a estos ejemplares novedosos se encuentra también la captura de poliquetos. En Porto do Son y O Pindo hace tiempo que tienen el plan, pero ahora han mostrado su interés profesionales de Ribeira y Aguiño. Los gusanos, empleados para carnaza, están cada vez más cotizados. La unidad se paga a 0,20 céntimos y el tope está en 800 ejemplares por tripulante y día. La única pega es que Mar autoriza pocas jornadas de trabajo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los pósitos sondean el mar en busca de nuevos recursos para explotar