Hemeroteca: La variante de Outes llegó tras décadas de reivindicaciones

El vial, de 4,7 kilómetros, permitió mejorar la seguridad y acortar los tiempos entre Muros y Santiago


Los vecinos de la comarca noiesa veían cumplida, hace ocho años, una vieja reivindicación. Tal día como hoy del 2011 era inaugurada la variante de Outes, una infraestructura que suponía importantes mejoras en cuando a seguridad vial y que también acortaba los tiempos entre Noia y Muros, así como entre esta última localidad y la capital compostelana. El nuevo vial, de una longitud de 4,7 kilómetros y con el puente de O Engano situado sobre la desembocadura del río Tines como máximo exponente, pasó a absorber el tráfico que hasta entonces circulaba por la AC-550, que obligaba a los conductores a atravesar todo el núcleo de A Serra.

Las obras de la variante habían comenzado tres años antes, en febrero del 2008, con un presupuesto inicial de 12 millones de euros, que se vio duplicado debido a las mejoras que se fueron introduciendo en el proyecto. Esta actuación no estuvo exenta de polémica. El trazado elegido generó controversia y llegó a crearse una plataforma vecinal contra la construcción del viaducto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hemeroteca: La variante de Outes llegó tras décadas de reivindicaciones