Ganaderos sonenses denuncian la colocación de cámaras en el monte

Afirnan que está prohibido su instalación y que pedirán a la Policía Autonómica que abra una investigación


ribeira / la voz

Las ganaderos de la sierra de Barbanza no ganan para disgustos. A los cuantiosos estragos que están haciendo los lobos en la población de reses se ha sumado una nueva preocupación: la aparición de cámaras en distintos puntos. Un grupo de profesionales que ayer trabajaban en la zona del Enxa encontraron amarrado a un tronco uno de estos dispositivos de vigilancia que, según denunciaron, no se pueden colocar en terrenos del monte comunal.

«Xa falamos co alcalde e nos dixo que non ten constancia de que pediran permiso para poñela, e o outro día a directora xeral de Patrimonio Natural, Belén do Campo, sinalou que está prohibido facelo», destacó Enrique Laranga. Las primeras sospechas que tienen es que estos aparatos pudiesen pertenecer a algún grupo naturalista que está realizando un estudio de la fauna y de la flora de la zona, o que quiera controlar la posible caza de lobos, ya que hace unos meses se detuvo a varias personas por colocar lazos trampas para acabar con ellos.

Desde varias asociaciones ecologistas apuntaron que es posible que se trate de cámaras de fototrampeo que suelen utilizar los cazadores para controlar a las distintas especies y, según apuntaron, su instalación no infringe ninguna normativa. Otra posibilidad que se planteó es que fueran dispositivos de vigilancia que la Consellería de Medio Rural colocó para prevenir los incendios, una opción que fue descartada ayer mismo por fuentes de este departamento de la Xunta.

Denuncia en la policía

Miembros de la comunidad de montes sonense ya anunciaron que iban a poner todo el asunto en manos de los agentes de la Policía Autonómica, puesto que consideran que esta es una vulneración de su espacio, y que ellos no tienen constancia de que nadie hubiese pedido permiso para colocar este tipo de aparatos en el monte.

Los ganaderos barbanzanos explicaron que en estos últimos años ha crecido el número de lobos que viven en la sierra de Barbanza y que están causando multitud de problemas al colectivo. «As perdas son incontables. Ademais de atacar ás reses, agora matan ás crías. Temos calculado que preto do 80 % das crías morren polo ataque dos lobos», denuncian.

Por todo ello, están recogiendo firmas para solicitar a la Xunta que autorice una batida contra estos animales, una especie protegida. «Hai seis ou oito anos xa tivemos este problema e fixemos o mesmo, e déronnos permiso», apuntó Enrique Laranga, que reconoció que el número de lobos cada vez es mayor.

Señaló que, aunque lo normal es que los ataques al ganado se produzcan durante las noches, ahora «xa non teñen medo», y es muy normal verlos a todas horas del día. «Como son tantos animais os que hai na actualidade, necesitan comer e, por iso, saen polo día e pola noite e están acabando coas reses», destacó el ganadero barbanzano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Ganaderos sonenses denuncian la colocación de cámaras en el monte