Los centros de salud de Barbanza hacen los deberes y las citas presenciales rozan el 80 %

Ana Lorenzo Fernández
ana lorenzo RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

Algunos pacientes del centro de salud de Ribeira tienen que esperar una semana para ser atendidos
Algunos pacientes del centro de salud de Ribeira tienen que esperar una semana para ser atendidos CARMELA QUEIJEIRO

A Pobra y Rianxo son dos de los ambulatorios con más consultas directas con médicos

13 oct 2021 . Actualizado a las 20:40 h.

A mediados de septiembre se daba un paso más en la nueva normalidad, y Sanidade anunciaba que se iban a incrementar las consultas presenciales en los centros de salud, estableciendo unas agendas para los facultativos en las que el 60 % de los pacientes serían atendidos directamente y el 40 % por teléfono. En los consultorios de Barbanza han sabido hacer los deberes y ya sobrepasan estos cupos de citas físicas con el médico, llegando en algunos consultorios a rozar el 80 %.

Rianxo y A Pobra son dos de estos ambulatorios que han apostado por superar el porcentaje exigido, «e fóronse abrindo máis ocos nas axendas para aumentar as consultas presenciais», apuntan desde el centro médico pobrense. De hecho, tanto en estas instalaciones sanitarias como en las rianxeiras hace ya bastantes meses que iniciaron la transición para ir recuperando el contacto directo con los pacientes. También ha ocurrido lo mismo en el de Boiro, «e todo aquel enfermo que chamaba por teléfono ou acudía directamente ao mostrador para pedir cita presencial se lle daba. Xa levábamos tempo incrementado este tipo de consultas para ver a máis xente», destacó Carlos Boullón.

En Muros y Carnota no se han quedado atrás y también se están cumpliendo y superando lo cupos exigidos por la consellería. «Es difícil dar un porcentaje exacto, pero en general las citas presenciales son muy superiores al 60 %», explicó Domingo Fabeiro. Reconoció que la situación creada por la pandemia también ha contribuido a enseñar un poco a los pacientes «que las consultas telefónicas pueden quedar para temas menores, como conocer los resultados de una analítica». El facultativo explicó que la mayoría de la gente es partidaria de retomar el contacto directo con los médicos de atención primaria, «pero de vez en cuando todavía hay algún rezagado al que le cuesta venir».