El Barbantia, a conquistar Francia

Tras brillar con fuerza a nivel español, el equipo con sede en Boiro se medirá a los mejores del mundo en el país vecino


Ribeira / la voz

Ángel, Bake, Baza, Iván, Chichi y Poli podrían conformar una temible banda de forajidos del Lejano Oeste americano. No cabe duda de que su puntería sería temida a kilómetros de distancia. Pocos sheriffs se atreverían a enfrentarse a ellos en una batalla a vida o muerte. Forman en cambio uno de los mejores equipos de dardos de España, el Barbantia, con el que este fin de semana disputarán, en la ciudad francesa de Saint Aubin du Cormier, el Pirates Darts International Championship.

«Enfrontarémonos aos mellores de Europa. Vamos con toda a ilusión do mundo», reconoce Víctor Rodríguez, Poli. Es él quien explica las incógnitas de un deporte que mueve millones de euros en todo el mundo. «A receita é adestrar moito. A nosa fortuna é contar cun gran grupo. Somos como unha pequena familia. O bo ambiente que hai no equipo é o que nos fai chegar lonxe», confiesa el barbanzano.

El Barbantia compite en la modalidad de máquina electrónica, lo que le permite medirse con gente de todo el globo a través de Internet. ¿Posibilidad de hacer trampas? «Non hai opción. A diana ten dúas cámaras web. É imposible marcar o dardo onde queres ou tirar dende máis preto. Nótase ben que o que a fixo sabía xogar», admite entre risas.

La tecnología

Gracias a este avance tecnológico, el conjunto boirense pudo abrirse un hueco en la élite internacional. Vencedor de varios campeonatos a nivel nacional, los jugadores viajaron a Seúl tras sus éxitos domésticos. «Isto esixe moitas horas ao día. Eu podo estar cinco ou seis lanzando. Pouco a pouco vas notando a melloría. Se algo che gusta, non importa o tempo que lle dediques», afirma.

Aunque la modalidad con mayor fama es la de dardos con punta de metal, Poli reconoce que en España es una disciplina con poco apoyo: «En Galicia existe unha liga na Coruña, pero para nós é practicamente imposible desprazarnos alá tódolos venres».

En el caso de los barbanzanos, lo que hacen es acercarse cada semana a las máquinas electrónicas desperdigadas por la comarca: «Están en Noia, Queiruga e Nebra. En cada unha delas disputas unha liga diferente, cun premio que varía».

En una, el Barbantia afronta la recta final del torneo como primero de su grupo. Si lograse el título, la recompensa sería una suculenta suma de 10.000 euros. Tras la competición en Francia, los seis tienen otro gran desplazamiento muy pronto. «Iremos a Malasia en abril, xa que conseguimos unha praza para o Soft Darts World Cup 2019», confiesa Poli, que vuelve a destacar la fortaleza del bloque para intentar dar la campanada: «O importante de todo é que somos amigos. ¿De que vale viaxar a Malasia ou Seúl se non o fas cos teus?».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Barbantia, a conquistar Francia