La Xunta da luz verde a la remodelación del borde portuario de Porto do Son

La obra supone una inversión de cuatro millones de euros y permitirá la integración entre el puerto y la villa


Ribeira / La Voz

Un ambicioso proyecto muy esperado en Porto do Son recibió ayer luz verde en el Consello da Xunta: la remodelación del borde portuario de Porto do Son. El proyecto ha recibido el último gran impulso para echar a andar, después de que se haya autorizado la firma de un convenio entre Portos de Galicia y el Concello sonense que lleva aparejada una inversión de cuatro millones de euros, entre el 2019 y el 2020, .

El objetivo de esta intervención, a ejecutar en un plazo de 18 meses tras la rúbrica entre Administraciones y su licitación, es el de potenciar el carácter portuario de la villa para lograr la integración entre la zona del puerto y el resto del casco urbano. Las obras comprenderán la ordenación y repavimentación del área destinada al trabajo marítimo que está más próxima al casco.

También está prevista la construcción de un edificio de usos náuticos de más de 440 metros cuadrados útiles interiores, que estará dividido en dos locales independientes.

Más zonas peatonales

La magnitud del espacio sobre el que se actuará es otra de las grandes características de la esperada remodelación, puesto que se trata de una superficie de 26.000 metros cuadrados de los que 21.000 están ubicados en el deslinde portuario y cerca de 5.000 dentro de los espacios que fueron urbanizados por el Concello y la Axencia Galega de Infraestructuras.

Las actuaciones de ordenación y pavimentado contarán con una ampliación del espacio para peatones cercano a la primera línea de viviendas, obra que se iniciará en la zona de O Cruceiro, donde se creará un mirador. Asimismo, en las inmediaciones se resolverán los problemas de acceso desde la carretera AC-550 con la construcción de una rotonda.

Otro de los grandes factores por los que destaca esta remodelación es el planteamiento de la urbanización, que será desarrollada como una plataforma única en la que arbolado y pavimento delimitarán los usos de la vía pública. Respecto a esto, la vía principal mantendrá su actual suelo de hormigón, mientras que los espacios relevantes y la prolongación de la calles hacia la parte interior contarán con un acabado en losas de granito.

En la zona de A Barranqueira se habilitará una plaza de piedra y se reubicará la fuente, mientras que en las proximidades de la plaza España se definirá una estructura de postes y vigas de madera que evocarán los secaderos de redes. En otro espacio cercano se definirán dos grandes superficies, una de ellas para un aparcamiento con árboles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La Xunta da luz verde a la remodelación del borde portuario de Porto do Son