Poca almeja y bajo precio en el regreso a los bancos en Ribeira

Los mariscadores capturaron 208 kilos de babosa y 202 de roja


Ribeira / la voz

Medio centenar de embarcaciones reanudaron ayer la actividad marisquera de Ribeira, tras más de un mes de cierre de las concesiones. El descanso que la agrupación dirigida por José Vidal decidió dar a los bancos no ha dado los frutos esperados, ya que los profesionales tuvieron que emplearse a fondo y, en algunos casos, echar el rastro en áreas dispares, para traer a tierra una cantidad de bivalvo suficiente para sacar un jornal digno.

Los precios tampoco acompañaron demasiado. El valor medio de la almeja babosa fue de 14,64 euros, inferior a los 16 euros que José Vidal había estimado como una cotización aceptable. Algunas partidas de gran tamaño alcanzaron los 12,60 euros y la de menor calibre fue subastada por 12,36. Los productores únicamente consiguieron traer 208 kilogramos de lo que antaño fue el marisco estrella de Ribeira.

En cuanto a la almeja roja, otra de las protagonistas en la campaña ribeirense, hubo 202 kilos. Los precios tuvieron pocas oscilaciones, ya que el medio se situó en los 7,34, frente a los 7,50 de la más cara y los 7,34 de la que tuvo menor valor.

Áreas de trabajo

Los mariscadores pueden trabajar en Castiñeiras, O Touro y en las desembocaduras de los ríos Grande y Pequeno. Algunos probaron suerte en buena parte de esas zonas. Uno de los profesionales, Benigno Fernández, explicó: «Se non te arrimas ás pedras non sacas nada». Comenta que durante el mes de inactividad en Ribeira estuvo trabajando en el libre marisqueo, pero que la situación era todavía peor.

De la misma opinión son otros productores, como Luis Teira o Manuel Sieira, quienes resumen la jornada manifestando: «O día, bastante cativo».

El propio presidente de la agrupación, José Vidal, comentaba por la mañana mientras estaba en el mar: «Os que estamos en Coroso andamos dun lado para outro buscando ameixa».

Precisamente, las concesiones de Coroso echarán el cierre a finales de este mes. La próxima semana, el colectivo mantendrá una reunión para decidir si continúa abierta, hasta el mes de abril, la captura de almeja babosa en la zona de Castiñeiras o si, por el contrario, se da por concluida la campaña hasta otoño.

Vidal comentó al respecto que la decisión puede estar condicionada, en parte, por el hecho de que la Semana Santa se celebre a mediados de abril: «Iso sempre tira un pouco dos prezos».

El problema radica en la escasa cantidad de bivalvo existente. El responsable de la agrupación reconoció que los resultados finales serán malos. A la espera de los datos definitivos, puede decirse que las capturas de almeja babosa han sido incluso peores de lo esperado por el escaso tamaño del producto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Poca almeja y bajo precio en el regreso a los bancos en Ribeira