Un centenar de razones para arreglar los muelles de Ribeira

El Concello y las tres cofradías recopilaron todas las deficiencias halladas en los espacios portuarios que serán remitidas a la Xunta


Ribeira / La Voz

Un documento con un centenar de páginas repletas de fotografías a todo color que ilustran las múltiples deficiencias en espacios portuarios. Esta recopilación de hechos, que ya habían sido puesto en conocimiento de Portos de Galicia, es una petición que llega con «un ánimo construtivo», -en palabras del regidor de Ribeira, Manuel Ruiz-, que el Concello y las tres cofradías remitirán al organismo que preside Jose Juan Durán.  El objetivo es lograr una mayor implicación y financiación del ente para darles solución.

La presentación de este documento entronca directamente con la reunión que mantuvieron en enero el alcalde y los patrones mayores de Ribeira y Aguiño, José Pérez y José Santamaría, respectivamente, con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo y la conselleira do Mar, Rosa Quintana. Y es que el dosier también será enviado a estos otros dos organismos autonómicos, Presidencia y Mar.

Las quejas

Al acto de presentación de dicha recopilación de daños y quejas asistieron Ruiz, Pérez y el patrón mayor de Palmeira, Miguel Franco, puesto que Santamaría se encontraba en el ejercicio de sus labores. No obstante, todas las partes implicadas cerraron filas en torno a la idea expresada en aquel primer encuentro por el alcalde: «O mantemento das nosas instalacións non se correspondía coa importancia dos nosos portos e co esforzo que fan ao cabo do ano nos orzamentos do ente autonómico [Portos]».

En este sentido, el documento recoge las problemáticas existentes en los espacios portuarios de Ribeira -donde se señalaron como prioritarias las actuaciones para instalar cámaras de vigilancia ante los robos, el mantenimiento de pantalanes en puntos peligrosos o la reordenación del tráfico-, Palmeira, Aguiño, Corrubedo, Ameixida y Castiñeiras.

«Hai un mes e medio, nunha visita de Portos, rompeu o peirao de descarga de peixe do porto novo e seguimos igual», destacó Jose Pérez, para que Miguel Franco señalase la necesidad de que se ejecute el plan de usos en Palmeira o la reordenación del tráfico en la zona portuaria de esta parroquia. En Aguiño, las principales necesidades pasan por la falta de iluminación, el mal estado de la nave de rederas y los también frecuentes problemas de seguridad. Asimismo, en Corrubedo se puso de manifiesto la necesidad de crear casetas para los usuarios, una cuestión de la que el alcalde precisó que, si no se solventa, el ejecutivo está dispuesto a ceder terreno en la zona de Campos de Samil.

Otro de los grandes asuntos abordados ayer fue el hecho de las reiteradas negativas de Portos a la desafección de terrenos cuyo mantenimiento puede suponer una carga económica para el organismo que le reste de invertir en otras dotaciones que mejoren la potencialidad de los puertos ribeirenses. Precisamente, en el documento se toma nota de la posibilidad de darle un uso a la antigua lonja ribeirense -por ejemplo, dividiéndola en espacios que se usen como chabolas de pescadores- y que este revierta en mayores ingresos para la Administración.

Es necesario destacar que solo este año, y teniendo en cuenta el proceso de remodelación urbanística en el que está inmersa Ribeira, el Ayuntamiento destinó un total de 1,5 millones de euros en obras en terreno que es competencia del organismo que dirige Jose Juan Durán. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Un centenar de razones para arreglar los muelles de Ribeira