Los lugares más «instagrameables» de la Costa da Morte

De Punta Nariga hasta el fin de la tierra, pasando por el banco de Gándara: estas son algunas de las ubicaciones más «cool» de la comarca


Carballo / La Voz

A lo largo de la Costa da Morte se extienden multitud de lugares con encanto. Algunos de ellos son de sobra conocidos, pero otros se han ido popularizando en los últimos meses. Entre los enamorados de la zona se encuentran personajes populares, que no han dudado en compartir en Instagram fotografías en los paisajes que más les han gustado, provocando un aumento de las visitas a los mismos.

 

Entre los sitios preferidos para tomar una instantánea figura la playa carballesa de Razo, a la que cada verano acuden los hermanos Casas para surfear. Otra de las que ha decidido aprender a subirse en una tabla en Carballo ha sido la influencer Anita Matamoros, que compartió en su cuenta varias fotos de su paso por Galicia, entre las que no faltan imágenes del arenal. Entre las ubicaciones que han copado Instagram en los meses de calor destacan las islas Sisargas. Entre los que las han visitado se encuentra el finalista de la ultima edición de Masterchef, Iván Mariñas. El coruñés, que quedó tercero en el concurso culinario, pasó unos días acompañado de sus amigos en la Costa da Morte y compartió en sus redes sociales fotos de su viaje al archipiélago.

Islas y columpios

No muy lejos de las Sisargas está otro de los puntos que sube en popularidad. Se trata del faro de Punta Nariga, que los lectores de la revista de viajes y estilo de vida Condé Nast Traveler han elegido como el mejor para ver el atardecer, frente a otros como Cabo Touriñán (Muxía), la caracola de Cabo Home (Cangas), O Fuciño do Porco (O Vicedo) y los Cañones del Sil. El interés turístico del faro malpicán lo convierte en el escenario perfecto para acumular seguidores en Instagram. El Monte Branco de Ponteceso sigue arremolinando visitantes y tampoco faltan en la red social imágenes de la cascada de O Ézaro ni de su entorno, como A Ponte do Peo?n, en San Cremenzo, que da al Xallas.

Menos conocidas son las fervenzas de Budián y O Rabiñoso, ambas en la parroquia de Gándara, en Zas. El lugar ha ganado posiciones en el ránking de los más instagrameables desde que se ha instalado un banco con las palabras aperta, enxebre, orballo, bico e quérote inscritas, acompañadas de la frase Galiza fascina, o galego namora. Por si el encanto del asiento no fuera suficiente, también hay un columpio, el otro componente de moda tras el éxito del de un bodeguero de Sober, en la Ribeira Sacra. La fórmula entorno natural bonito más un balancín o banco parece no fallar para los amantes de las redes sociales, que no dudan en recorrer kilómetros para hacerse la foto en el lugar de moda.

Imposible pasar por alto la belleza de las diferentes playas de la Costa da Morte. Una de las que más llama la atención es la de Os Cristais de Laxe. Lo que muchos desconocen es que su origen se remonta a que el lugar era el emplazamiento para depositar basura, incluidos los restos de botellas de cristales entre la década de los 50 y los 80. En el arenal hay que aplicar eso de se mira, pero no se toca, ya que está prohibido llevarse alguno de los cristales de recuerdo. Por eso, lo mejor es hacerse la foto para inmortalizar la visita y después, trasladarnos a otra playa, ya con arena para disfrutar de una tarde de relax en un arenal. Para eso nada mejor que moverse hasta la vecina de Traba. Un lujo para los amantes del Atlántico.

Si hay una foto que se repite en Instagram esa es la realizada junto a la bota del peregrino de Fisterra. Una de las últimas en inmortalizar su llegada al fin del mundo ha sido la actriz viguesa María Castro, que este verano recorrió en autocaravana buena parte de Galicia. En esa localidad es posible disfrutar de un espectacular atardecer. Y de faro a faro, porque en Camariñas el de Vilán sigue atrayendo cada año a numerosos visitantes. No muy lejos, en Camelle, el Museo de Man también continúa impresionando a los que lo descubren por primera vez.

 

El encanto de los acantilados

En la ruta de los aficionados a la fotografía y a las redes sociales también está muy presente el santuario de A Virxe de A Barca de Muxía. Más allá de por los caminantes de la ruta dos Faros, el encanto del lugar hace que sea uno de los puntos más frecuentados de la zona, y también uno de los que más mala suerte ha tenido, ya que ha sufrido varios percances en los últimos años. Uno de los más trágicos fue el incendio ocurrido durante las Navidades del año 2013.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los lugares más «instagrameables» de la Costa da Morte