La mejor ruta de museos por la Costa da Morte para este verano

Patricia Blanco
PATRICIA BLANCO CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

Museo do Mar de Laxe
Museo do Mar de Laxe ANA GARCIA

TESOROS A CUBIERTO | La comarca tiene un buen número de estos «refugios», enriquecidos con actividades y visitas guiadas e incluso teatralizadas

25 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La Costa da Morte, en lo que a paisaje se refiere, podría ser mismo un museo toda ella. Sus castillos, sus faros, sus carballeiras, sus playas más y menos resguardadas, más y menos conocidas, sus puestas de sol y hasta su mar de ardora... Sobran los planes o los destinos cuando el tiempo acompaña, pero cuando llueve tiende el vecino y visitante a reducir el abanico. No es tanto así: hay un amplísimo menú de museos en los que refugiarse, donde el saber y uno mismo busca cobijo, donde conocer más acerca de la historia de esta comarca. Por tanto, plan ideal en este fin de semana (atención a los horarios) y en este verano que, de momento, se presenta no-verano.

En el contexto de esta actual situación sanitaria, conviene contactar siempre previamente, pues varios de las instalaciones han optado por la cita previa y la reserva, incluso siendo gratuitos, para poder gestionar la confección de grupos y los aforos existentes. Son más de una veintena los que en estos momentos tienen abiertas sus puertas, algunos de ellos únicos y referentes a nivel internacional: caso, entre otros, del Dolmen de Dombate, en Cabana; del Museo Etnolúdico de Ponteceso; del Museo de Arte Contemporánea de Corme, o incluso, del singular Museo do Moucho de Cerceda. No podía ser de otra forma que, en la Costa da Morte, varios de ellos estuviesen necesariamente ligados al mar: si lo que quiere es acercarse a este sector, entonces es necesario el Museo da Pesca de Fisterra, el Arquivo da Pesca de Caión, el Museo do Mar de Laxe o, también, el faro Vilán de Camariñas. Nadie debería irse de la comarca sin conocer, por ejemplo, la tragedia del Serpent, o sin acercarse a los avatares del filántropo Fernando Blanco (Cee) o el anacoreta Man de Camelle. Historia pura se respira en el castillo de Vimianzo, o en sus Batáns do Mosquetín. También en las Torres do Allo de Zas. Viven los oficios artesanos en el Museo do Encaixe de Camariñas o en el Ecomuseo Forno do Forte de Buño (olería).

Más allá de estos museos hay exposiciones instaladas en distintos puntos (como el Salón do Voluntariado, sobre el Prestige, o la Sala da Camposa, en Muxía), e incluso iniciativas como la de tienda-museo de Industrias Cerdeimar, en Camariñas (contacto en el 981 736 125). Centros como el Museo de Asunción Antelo (Coristanco), el Centro de Interpretación da Electricidade de O Ézaro o el Museo Seno de Corcubión, en cambio, están cerrados. A continuación, los centros abiertos y sus detalles: