Las ventas de parcelas en Bértoa alcanzan los 10 millones de euros

La bonificación del 50 % acabó en noviembre, pero seguramente se renovará


Carballo / la voz

Las ventas de parcelas del polígono de Bértoa desde que existe la opción del 50 % de descuento suman ya casi diez millones de euros. En propiedad, habría que decir que son cerca de 20 millones, porque la otra mitad es una bonificación de la Xunta, a través de Xestur. En números exactos, y según los datos facilitados por la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, desde el 2015 se han adjudicado 277.317 metros cuadrados, por un importe de 9,96 millones, y las bonificaciones han sido casi lo mismo: 9,83 millones de euros.

Fue justamente hace algo más de tres años (a finales del 2015) cuando se puso en marcha el descuento de la mitad que ha revolucionado las ventas que, hasta entonces, eran anecdóticas. Pero no solo en Carballo, claro: los últimos flecos de la crisis se notaban en toda la Costa da Morte con un mínimo movimiento de suelo industrial. En Bértoa, el parque se había inaugurado una fría y lluviosa mañana de septiembre. Eran (son) 718.482 metros cuadrados, con una inversión de casi 26 millones de euros. Pero los cuatro primeros años, salvo tres naves nuevas, lo único que crecía eran los tojos, sustituidos más tarde por la hierba de la Pampa, los penachos, que aún colonizan las parcelas vacías. Desde el 2015 se adjudicaron 277.317 metros cuadrados. Muchas de las naves ya están en funcionamiento; otras, en obra, y algunas, esperando a su activación. Y aún queda suelo disponible.

La bonificación del 50 % ya terminó el 30 de noviembre. Eso ya pasó más veces, porque es el término que se fijó desde el principio. Pero está previsto que el consejo de administración de Xestur, seguramente en su próxima reunión, decida mantener los descuentos por cuarto año consecutivo.

Los adjudicatarios de las parcelas cumplieron los compromisos

Los adjudicatarios del suelo bonificado no se benefician de una rebaja de la mitad sin más: tienen que construir las instalaciones y obtener licencia de actividad en un plazo máximo de tres años desde la escritura de compraventa. Todos los empresarios que lo hicieron en el 2105 cumplieron con los requisitos establecidos, de ahí que no haya penalizaciones ni reversiones, según señalan desde la Xunta. Y quienes compraron en el 2016 o en años siguientes aún no han visto expirar ese plazo de 36 meses. Las condiciones no se aplican solo con esta rebaja, sino también con las bonificaciones que concede el Concello, aprobadas en pleno, a todos los nuevos proyectos, de hasta el 95 % del ICIO, y ahora también, desde mediados el año pasado, del IBI y del IAE, para favorecer la implantación de empresas.

Mientras, el Concello y los empresarios siguen su lucha para conseguir que se inicien los trabajos para poder construir la tercera fase del polígono.

Quedan aún 27 parcelas y 90.500 metros cuadrados disponibles

Desde la Consellería de Territorio destacan que quedan aún disponibles 27 parcelas, que suman 90.547 metros cuadrados. Esta cifra supone casi el doble del duelo vendido en 2018, que fueron casi 60.000 metros cuadrados, «polo que de momento hai dispoñibilidade suficiente de solo para atender a demanda neste parque empresarial», señalan desde la Xunta.

Para la compra, los precios de venta oscilan entre 32,99 y 45,97 euros el metro cuadrado, muy lejos ya de aquellos casi 100 euros que se planteaban en los primeros tiempos de las subastas. Un problema no solo de Carballo, sino de los nuevos polígonos de la zona, desarrollados a través de Suelo Empresarial del Atlántico (SEA), lo que originó repetidas quejas de los empresarios.

También se puede adquirir suelo en derecho de superficie. El canon anual es del 1,5 % del precio de la parcela sin bonificar los dos primeros años; 2,5 % el tercer y cuarto año, y 3,5 % el quinto año y los siguiente, con opción a compra siempre.

Receta sencilla

La receta parece sencilla: rebajas a la mitad y el éxito está asegurado, coincidiendo además con la recuperación económica. Parece de manual, porque ha funcionado, tan bien que en casi todas las subastas de Xestur (con escasas excepciones) el polígono de Bértoa ha sido el de más éxito de Galicia: unas veces por superficie, otras por número de parcelas. La lástima es que SEA, o más bien sus responsable en Madrid, no hubiesen aplicado la misma medida. Y no fue por no recordárselo. ¿Llegará en el 2019?

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las ventas de parcelas en Bértoa alcanzan los 10 millones de euros