Instalaciones culturales y deportivas ya no reflejan el impulso de Carballo

Los retos del próximo mandato | Para los próximos cuatro años hay varias obras caras, pero imprescindibles


carballo / la voz

El impulso de Carballo en materia cultural y deportiva ya no casa con las infraestructuras del municipio. Hace tiempo que la importancia de las iniciativas teatrales o artísticas o los logros de equipos y atletas no se corresponde con las instalaciones en las que deben desenvolver su labor. Del Pazo da Cultura y de los pabellones polideportivos hace ya demasiado tiempo y en esos años han ocurrido muchas cosas. El FIOT se ha convertido en una de las principales citas teatrales de Galicia, donde se estrenan obras incluso a nivel nacional, un auditorio casi de juguete no hace justicia a la importancia del festival, que, debido a los problemas de espacio, se ha convertido un evento para unos pocos elegidos.

El propio BNG incluye en su programa una obra muy cara, pero imprescindible, sobre todo porque no es solo el teatro el que se come los espacios. El Conservatorio Profesional de Música de Carballo es otra institución de la que se puede más que presumir, pero tiene el mismo problema de falta de una instalación adecuada a sus necesidades y si a ello se le añade una sección de la Escola Oficial de Idiomas que el gobierno local quiere que tenga entidad propia, la carencia se multiplica todavía más.

El Pazo da Cultura es claramente insuficiente y la meta del gobierno local debe ser conseguir una infraestructura que esté de acuerdo con las necesidades como vanguardia en materia artística.

En deporte la situación es prácticamente la misma. La saturación de los espacios es más que evidente. Tanto es así que en casi todos los programas electorales en Carballo aparece un gran espacio deportivo, desde hace años se sitúa en las inmediaciones del Bosque do Añón. En esta materia hay unanimidad desde hace ya muchos años, pero nunca se ha llegado a concretar más que algunos diseños más o menos ambiciosos.

También es antigua la demanda de unas instalaciones adecuadas para el atletismo, en el que destacan varios deportistas de la zona que no tienen, sin embargo, espacios en los que poder entrenar y desarrollar sus capacidades.

Incluso en el fútbol, una de las modalidades más mimadas y con mayor número de participantes, es necesario realizar importantes mejoras. As Eiroas no cumple con lo que sería exigible en un pueblo de la importancia de Carballo y, según muchos de sus usuarios, está saturado. Entre los proyectos del gobierno local que tomará posesión el sábado está la construcción de una nueva gradería, además de la reforma de los vestuarios.

También en materia de ciclismo Carballo se ha convertido en una potencia, pero, como ocurre con otras modalidades, no hay espacios en los que entrenar. Entre las propuestas está la apertura de nuevos carriles bici, una necesidad que, sin embargo, se topa con las quejas de muchos usuarios porque reduce las zonas de estacionamiento.

Las dos piscinas cubiertas tienen muchos abonados y cursos, pero una de las quejas más generalizadas se refiere a la limpieza. Unas instalaciones que están en funcionamiento durante horas, necesitan un mejor servicio para el mantenimiento de las instalaciones.

En los gimnasios, la principal carencia es la falta de monitores, sobre todo en el de la Vila de Noia y también la saturación de los cursos. A pesar de todo ello, el Concello de Carballo es uno de los que más invierte en deporte, 90 euros por habitante en el 2019.

«Un signo de identidade»

Para el BNG, que afronta un nuevo mandato con mayor representación de la que tiene actualmente, la cultura es «un signo de identidade de Carballo» y recuerda la importancia del municipio a nivel audiovisual, con la consolidación del Carballo Interplay; artístico, con el Rexenera Fest; o teatral, con el FIOT, grandes citas que ponen de manifiesto el impulso que el gobierno local está dando a la cultura.

La programación anual estable en varias materias es rica y variada, pero para poder desarrollarla, el ejecutivo municipal ha tenido que recurrir a «espazos diferentes aos convencionais», como los centros sociales, lo que democratiza el acceso a la cultura, pero pone de manifiesto la pobreza de la infraestructura.

Otra de las características de cara al futuro mandato es la apertura a las asociaciones, tanto culturales como deportivas, a través de consejos, que han sido muy útiles en las parroquias para asuntos vecinales. También hay intención de aumentar las ayudas para artistas y deportistas y abrir el abanico de actividades con la creación de un centro de BTT, la apertura de rutas de senderismo o la promoción del surf a nivel internacional.

A pie de calle...

«Deberían facer máis excursións»

Avelino Rodríguez Bermúdez va todos los días a la biblioteca Rego da Balsa a leer La Voz de Galicia, «gratis», según especifica. Cree que se trata de un «pequeno servizo» para las personas mayores, pero echa de menos algo más de atención. Le gustaría que organizaran más excursiones. La instalación le parece buena y cómoda, pero considera que para los jóvenes «non está ao cen por cen».

«O que hai está ben para min»

Raúl Mesejo cree que las instalaciones culturales son buenas en Carballo, aunque él las utiliza bastante poco. Su entretenimiento es «xogar a partida», pero no en el Pazo da Cultura. «Estou xubilado, pero non son da terceira idade», dice. La que sí acude es su esposa, que participa en actividades relacionadas con la memoria. Para ella, los servicios son buenos.

«El Pazo es poco para el FIOT»

Ana Porteiro está en el aula de teatro de Carballo. Quizá por eso tienen claro que es auditorio del Pazo da Cultura es insuficiente. Además señala la necesidad de mejores y mayores instalaciones deportivas. Sus hijos practican la natación con el club Sysca y está contenta con ello, pero también reconoce que en muchas ocasiones las piscinas están «supersaturadas».

«La biblioteca podría ser mayor»

Es un asiduo a la biblioteca Rego da Balsa mientras sus nietos están en el colegio. Considera que debería ser más amplia. Cree que los servicios culturales y deportivos tienen «buen nivel». Él ha utilizado la piscina junto al Bergantiños y señala que es «aceptable». Reside en Carballo porque está «enganchado» a los nietos y disfruta de muchos de los servicios del pueblo.

«Algunos días no podíamos entrenar»

«Carballo mejoró muchísimo», dice Mirian Ramos, que jugaba al voleibol y que señala que los pabellones polideportivos necesitaron mejoras. «Algunos días no podíamos entrenar», recuerda. Era cuando había temporal. La pista se mojaba. También está satisfecha con el Pazo da Cultura y con las bibliotecas, porque las hay para todo tipo de público. Cree que se necesita más espacio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Instalaciones culturales y deportivas ya no reflejan el impulso de Carballo