Reabre sus puertas el Balneario de Carballo 16 meses después y con menos plazas

nicolás Pose / X. A. CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO MUNICIPIO

ANA GARCIA

La instalación reduce el número de usuarios para evitar aglomeraciones en los baños

23 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Tras año y medio de cierre, el Balneario de Carballo reabre sus puertas con un objetivo claro, «ofrecer una estancia relajante, tranquila y, sobre todo, segura para los usuarios del servicio termal». El director de los Baños Vellos, José Ramón Fernández, cuenta que, aunque podrían operar a pleno rendimiento, han decidido rebajar su capacidad al 60 % para reducir el número de personas en las zonas comunes de las instalaciones y evitar aglomeraciones innecesarias. «Queremos ir de menos a máis e tomarnos as cousas con calma, polo menos durante un par de meses», dice Fernández, que planea tantear la situación sanitaria antes de aumentar el número de clientes en el establecimiento.

Trabajaban desde sus inicios exclusivamente con usuarios de los programas del Imserso, pero, con estos viajes bloqueados desde el inicio de la pandemia, se han acogido al programa Verán Termal, que promueve Turismo de Galicia para potenciar el sector. Así, han sacado unas ofertas especiales para mayores de 60 años a las que muchos ya se han acogido, pues el balneario tiene lista de reserva, al menos, durante los tres próximos meses. Lo único de la empresa que nunca cerró fueron los servicios de recepción, que mantenían el contacto con los clientes habituales afectados por la pandemia y, de este modo, para no que perdiesen el nexo de unión con Carballo. «Sempre nos mantivemos en contacto para coñecer a situación dos nosos clientes, pero a resposta sorprendeunos completamente, ese traballo está dando os seus froitos», explica.

La recepción del Balneario no paró durante toda la mañana de ayer de recibir clientes de todo el territorio que vienen a relajarse en un destino seguro. Muchos son ya conocidos y repetidores de la experiencia que, con una reducción del aforo, se ha vuelto mucho más personalizada en un servicio que empieza su recuperación postpandemia.