Las facturas del Concello de Vimianzo anticipan la contienda electoral

Fue el primer pleno de Vimianzo sin Fernando Mancebo y María José Ramos, ediles del grupo de gobierno que han presentado su renuncia


Cee / La Voz

El primer pleno de Vimianzo sin Fernando Mancebo y María José Ramos sirvió -curiosamente en un tono mucho más distendido de lo habitual- para anticipar el mano a mano electoral que, con permiso del PP, se prevé entre el alcalde, Manuel Antelo, y la candidata del PSOE, Mónica Rodríguez. Prácticamente monopolizaron el debate sobre la realidad de la deuda municipal y las modificaciones económicas para el pago de facturas, que era, realmente, lo que había que tratar en la sesión del miércoles por la noche.

El regidor dio cuenta de una modificación de crédito para pagar 41.232 euros y de un suplemento de crédito por importe de 238.474, que salieron ambos adelante con la abstención de los opositores. Lo hizo con un discurso en el que defendió el trabajo realizado, a pesar del contratiempo que supuso tener a la interventora de baja por maternidad hasta enero, y con un solo funcionario en el departamento económico. Aun así, Antelo destacó que cumplieron las reglas de gasto y de estabilidad y que la gran mayoría de las facturas que se pagan por esta fórmula por ser del año pasado, responde a que fueron presentadas a finales de ejercicio y a regulaciones de consumo enviadas por Fenosa de varios años atrás. Además, frente a las críticas de Rodríguez y de Paula Mouzo (PSOE), que le dijo que los datos «non son para estar satisfeito», incidió en que una cosa son estas facturas y otra el período medio de pago, en el que el Concello, pese a todos los inconvenientes, cumple con lo fijado en las normativas.

«Son os seus números, nin sequera os do seu equipo», incidió Rodríguez, quien, al igual que Mouzo, aprovechó las críticas de Mancebo en su despedida, para acusar al alcalde de personalismo y unilateralidad en la gestión. «Non atenden ás prioridades dos veciños», afirmó la aún portavoz de IxV, parafraseando a Mancebo, antes de incidir en un discurso claramente preelectoral. «Levamos tres anos e nove meses na penumbra e agora a 90 días das eleccións acendemos as luminarias. Vostede necesita eleccións cada seis meses», aseveró Rodríguez, antes de hacerse eco, de la nueva iluminación de Calo, delante de su casa.

Una cuestión puntual, que Antelo aseguró desconocer, y que aprovechó con ironía. «A ver se somos capaces de conseguir algún voto na súa familia», contestó el alcalde, para el que se le puede acusar de electoralismo si se entiende como tal «dar resposta ás necesidades dos veciños».

Al margen de explicar como se reparten las ayudas a las comisiones de fiestas, algo por lo que preguntó específicamente la portavoz del PP, Raquel Rodríguez, el alcalde adelantó que próximamente se va a renovar una buena parte de la iluminación del municipio, gracias a una subvención de 300.000 euros conseguida del IDAE, y justificó la acumulación de obras ahora, por la tardanza en obtener los permisos y la licitación electrónica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las facturas del Concello de Vimianzo anticipan la contienda electoral