El consistorio deja a la nueva sede judicial sin plazas de aparcamiento

La actual Audiencia tiene unos 50 sitios reservados, que ya no habrá cuando se traslade a la nueva ubicación

.

A COruña / La Voz

Los funcionarios de la Audiencia Provincial tienen actualmente unas 50 plazas de aparcamiento reservado en la calle, unas 20 en Pérez Porto y 25 más en Capitán Juan Varela. Ahora que organizan su traslado a Tabacos desde la Xunta han solicitado al Ayuntamiento que les cedan entre 30 y 50 sitios en el entorno de la antigua fábrica. Esta misma semana el gobierno local ya les dijo que no. De entrada porque en Primo de Rivera eliminarán todas las plazas actuales -para poner un carril bici- y en Cigarreras porque son de zona ORA.

«Se lle require para que restrinxa as súas necesidades, solicitando as prazas estritamente necesarias para o desenvolvemento da actividade», les respondieron esta semana desde el Ayuntamiento. Así, los funcionarios de Xustiza tendrán que buscarse la vida para aparcar, algo que no tiene que hacer, precisamente, el gobierno local y los cargos del consistorio que deniegan el permiso. En María Pita, donde está prohibido circular desde hace años, pueden hacerlo el alcalde y los concejales y estacionar sus vehículos en suelo público al lado de un edificio protegido.

¿Pero es posible reservar un tramo de vía pública para dejar el coche? Lo es, y los trabajadores de la Audiencia no son una excepción. En la plaza de Galicia, por ejemplo, cerca de 30 plazas en las calles Notariado y Arzobispo Lago González son para los empleados del TSXG.

El suelo público también sirve para que aparquen frente a su lugar de trabajo, por ejemplo, los trabajadores de la Autoridad Portuaria. Hay seis plazas reservadas frente a la Delegación del Gobierno -para cargos- y en torno a una quincena en Capitanía, por citar algunos ejemplos. El Rectorado, el Oceanográfico y la torre de control marítimo del dique son también lugares con suelo reservado.

Pero no solo las instituciones públicas pueden hacer un uso particular de las calles. En la ciudad hay una lista de unas 60 empresas que suman más de un kilómetro lineal de espacios vedados por los que abonan al Ayuntamiento una tarifa. En total, algo más de un kilómetro lineal de vía pública de uso exclusivo para firmas privadas. Hoteles, fábricas, empresas de transportes, supermercados o compañías de comida a domicilio forman parte de esa nómina a las que, con la reserva de plazas, se les facilita el trabajo. Los de Tabacos no tendrán esa suerte.

Votación
11 votos
Comentarios

El consistorio deja a la nueva sede judicial sin plazas de aparcamiento